sábado. 26.11.2022
El mercado laboral está marcado también por unos desajustes que generan problemas a las empresas, y que impiden que se cubran con agilidad algunos puestos de trabajo. Las cifras del desempleo nos abruman, son un conflicto social de primer orden, pero no debe perderse de vista el problema añadido que supone la ineficacia de que haya plazas disponibles sin personal preparado para asumirlas. La iniciativa de la Junta para detectar las necesidades que tienen las empresas a la hora de conseguir trabajadores es una buena fórmula para mejorar el mercado laboral. Los prospectores laborales se ponen en marcha para analizar esas oportunidades, esos perfiles profesionales en los que existe un déficit de candidatos para promover su búsqueda, su formación y su contratación. El sector hostelero, que sufre la peor crisis de su historia, es el elegido para iniciar este trabajo. En la provincia están realizando ya el trabajo de campo un total de 18 técnicos. El objetivo es que cuando concluya el primer trimestre hayan visitado a 4.500 empresas para conocer su situación. Se trata también de acercarse directamente a las empresas para facilitarles información y asesoramiento. Es poner en marcha de verdad política activas y reales para conseguir contrataciones en un momento crítico para el empleo.

Editorial: Políticas de empleo con actividad real para detectar oportunidades
Comentarios