miércoles. 29.06.2022

El centro de control de tráfico ferroviario de León no recibirá a corto plazo nuevas cargas de trabajo que espera de las líneas de alta velocidad en el próximo ejercicio.

Ninguno de los estrenos inmediatos previstos para esta red de transporte de viajeros le va a tocar de referencia al CRC de la capital leonesa. El avance de la alta velocidad por las líneas del norte estará vinculado a los centros de control de tráfico que Adif mantiene en la capital de España; el protagonismo de la ampliación de las conexiones por AVE no incluye la plataforma entre León y Asturias, que representa la espera más longeva de todo el territorio español en cuanto al despliegue de esta estructura.

La cartelera de la alta velocidad prepara la puesta en escena de la conexión entre Venta de Baños y Burgos, que comparte con Zamora las probabilidades de ser las próximas capitales de provincia que acojan la llegada de un tren de alta velocidad en las redes desplegadas al norte de Madrid, de acuerdo con el calendario de actuación que maneja el administrador ferroviario. Los otros hitos en esta previsión de estrenos son la apertura del túnel de Chamartín y la llegada del AVE a Murcia.

Más red

Los próximos hitos en la alta velocidad incluyen el túnel de Chamartín y la llegada del AVE a Murcia

Uno de los trenes laboratorio de Adif ya se ha puesto sobre el terreno para efectuar el análisis y los test de la vía, en este primer apéndice de la alta velocidad que terminará a medio plazo por conectar las ciudades vascas y Madrid. El control de ese tráfico de alta velocidad lo tiene asignado el centro CRC de Atocha; en las pantallas de este punto neurálgico de Madrid también se localiza la encomienda de vigilancia y registro de la circulación que vaya a avanzar por la línea del AVE a Galicia, a través de Zamora, y que en la primera entrega de circulación y puesta en servicio llevará los trenes de alta velocidad hasta la Pedralba de la Pradería, en la estación de Otero de Sanabria, que cuenta con una popularidad extrema en el sur y suroeste de la provincia de León por poner a poco más de media hora por carretera un enlace a una conexión de alta velocidad para todo ese vasto territorio leonés. Los avances técnicos en este tramo de la vía de la alta velocidad a Galicia, que también estás asignada al control de tráfico ferroviario del centro de la capital de España, hacían posible el estreno del servicio durante la pasada primavera; desde fuentes oficiales de Adif se coloca la interferencia de la pandemia como la primera de las razones para explicar esta demora.

El CRC de León tiene consignado el control de 190 kilómetros de vía de alta velocidad, los que suman el trayecto final de la línea del norte, la que comunica Madrid y Asturias a partir de la bifurcación de la provincia de Palencia, donde de separan los caminos del AVE a León y a la línea de Burgos. Las aperturas de nuevas líneas de circulación AVE en la mitad norte de la península vienen a poner de relieve el escaso peso que se le ha otorgado desde Adif al control ferroviario de la capital leonesa, con un porcentaje de kilómetros casi testimonial al lado de la amplitud de la red prevista de lata velocidad.

El estreno de línea AVE no amplía la actividad del CRC de León
Comentarios