jueves. 30.06.2022

Feve retiene desde hace cuatro meses la adjudicación de las obras de la estación

La urbanización del sector de la terminal acumula cinco años de retrasos en la tramitación por parte del Adif
Feve
El entorno de la estación de Feve, ayer por la tarde, con el material abandonado. RAMIRO

El último apunte se remite al 26 de octubre de 2021. Desde entonces, hace cuatro meses más ya, no hay ninguna noticia nueva en la plataforma de contratación del Estado. Cuatro meses en los que el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) mantiene retenida la adjudicación del contrato de las obras de urbanización del entorno de la estación de Feve con 26 empresas interesadas. Cuatro meses más que se añaden a los retrasos para la ejecución de un proyecto que data de febrero de 2017: cinco años, de los cuales el primero se empleó en pactar el plan, tres más se perdieron en los despachos del ente estatal y el siguiente se demora en el proceso de adjudicación, al que sólo le resta la formalidad de anunciar a la empresa adjudicataria. Pero aún no se ha hecho.

El contrato parte con un presupuesto de 3 millones y hay 26 ofertas para hacerse con el encargo

La referencia queda en el 26 de octubre. La fecha contiene los documentos que acreditan la apertura del sobre B. En ese informe consta el nombre de cada una de las empresas que presentaron oferta y sus consiguientes puntuaciones. Pero además, como se recoge en el portal de contratación del Estado y en el perfil del contratante de Adif, aparece como complemento la propuesta económica de las licitantes para hacerse con el encargo por debajo de los 3.060.000 € de tipo máximo que figuraban en los pliegos de condiciones. A partir de estos dos documentos, los técnicos sólo tienen que aplicar la fórmula logarítmica por la que se fija una nota a la oferta económica, sumarle a la valoración de la oferta técnica anterior y resolver cuál es la mejor oferta. La empresa que más puntuación obtenga de la cuenta agregada de ambas será la que se proponga como adjudicataria del contrato.

El proyecto se licitó en mayo, se paró hasta después del verano y se frenó de nuevo en octubre

Pero desde el 26 de octubre, los responsables del Adif no han encontrado tiempo para cumplir con este paso del procedimiento. Una nueva demora. La licitación se abrió el 5 de mayo y se paralizó el 7 de julio por un recurso de la Confederación Nacional de Constructores que, pese a resolverse en apenas una semana, no reactivó el proceso hasta el 8 de septiembre . Entonces, se dio fecha para la apertura de los sobres con las ofertas, donde ha vuelto a encallar el avance administrativo. 

Una escollera

Mientras tanto, el sector de la estación de Feve se mantiene abandonado con la apariencia de una escollera. La decisión del Ayuntamiento de León de mirar para otro lado, con la apertura en precario sin recibir la obra de integración, hace que los peatones que se adentran en el área de la terminal convivan con los materiales sobrantes de la obra de integración terminada en 2017: ladrillos, bloques, maderas, materiales plásticos para el enchaquetado de las vías, contenedores de escombros, báculos de antiguas farolas, maleza… La imagen de la estación de Feve resume la voluntad política de un proyecto de integración que compromete el cambio del entorno desde que en septiembre de 2011 se fue el último de los trenes del andén de Padre Isla. 

La salida sirvió como punto de arranque de las obras de integración de la trinchera, que va desde el centro de la ciudad hasta el apeadero de La Asunción. El encargo sufrió todo tipo de avatares: desde el recorte del encargo inicial, que incluía el ramal de Hospitales que se paró a medio ejecutar y la electrificación de la vía, hasta la paralización encubierta de los trabajos durante más de dos años y medio. En todo ese tiempo, el Adif insistió en que no había un estancamiento de los trabajos, sino que se mantenía el avance en los despachos. El trampantojo no encubrió el abandono de un plan que el Gobierno entrante del PP tuvo que enmendar al encontrarse ya las obras adjudicadas. Aunque sí qué exhibió los problemas para la vuelta de los trenes de Feve en modo tranviario hasta el centro de la ciudad. Aún hoy, no hay una fecha viable, más allá de compromisos de trazo grueso para 2023, que permitan aventurar la retorno de los convoyes.

Quedarían diez meses de trabajos por delante para la entrega del encargo y su inauguración en el primer trimestre de 2023

El retraso se suma a un largo calendario de demoras por parte de la administración. El proyecto inicial lo entregaron los técnicos del ayuntamiento de León en enero de 2018, pero la dirección del Adif mantuvo el convenio metido en un cajón casi dos años. Después de la firma, que se cumplimentó por valija, sin acto público protocolario, los responsables del ente dependiente del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana tardaron todavía más de medio año en registrar en el Ayuntamiento la documentación necesaria para los cambios urbanísticos que necesitaba el planeamiento. El camino primero de los despachos terminó de cerrarse en la primavera del pasado año, cuando el gobierno publicitó la licitación del proyecto de urbanización de la estación de Feve en León. Luego se sucedió todo el calendario de plazos, con sus correspondientes demoras en los despachos, hasta llegar al 26 de octubre.

Cuatro meses después, León sigue a la espera de que Feve adjudique la obra de urbanización del sector de la estación. Si terminara de hacerlo en los próximos días, aún quedarían diez meses de trabajos por delante para la entrega del encargo y su inauguración en el primer trimestre de 2023. Aunque con el historial de problemas, retrasos y falta de voluntad política, nada avala esta programación. Con el Adif nunca se sabe.

Feve retiene desde hace cuatro meses la adjudicación de las obras de la estación