jueves 20/1/22
infraestructuras FERROVIARIAS

Fomento sucumbe a la presión de Asturias y hará un apeadero del AVE fuera de León

■ Los trenes hacia el Principado pararán en una nueva terminal en el límite entre León y San Andrés.
■ Los viajeros tendrán que recorrer los 1.200 metros de distancia hacia el centro en lanzadera o autobús.
■ El Gobierno descarta soluciones que impliquen soterramiento, con la pervivencia del ‘fondo de saco’.
Imagen de la zona límite entre los municipios de León y San Andrés, a la altura de la calle Orozco, donde se hará el apeadero.

La presión del Principado ha obligado a la ministra de Fomento a anunciar una solución al ‘problema’ del fondo de saco de la estación de León. Ana Pastor trata así de acallar las críticas de los asturianos al rodeo que sus trenes deben de dar cada vez que llegan a la capital. En la reunión que mantuvo el jueves con el Gobierno asturiano, anunció que antes de final de año, en tres meses, estará listo el proyecto para «tener la solución al by-pass (desvío) de León para que los asturianos no tengan que entrar al fondo de saco que construyeron los socialistas».

Sin desvelar los detalles del proyecto en el que trabajan, plazos ni presupuesto, sin embargo, se mostró convencida de que «será ya una realidad» la conexión directa en tren entre Asturias y León. Actualmente, según la consejera de Fomento asturiana, Belén Fernández, la entrada en fondo de saco hace perder veinte minutos por trayecto.

Y la solución, según ha podido conocer este periódico de fuentes de los parlamentarios leoneses del PP, pasa por la construcción de un apeadero en la línea hacia Asturias a 1,2 kilómetros de la estación de León, de manera que el tren no tenga que entrar en el fondo de saco. Los pasajeros con parada en la capital serán trasladados en autobús o una lanzadera hacia la estación, mientras los asturianos siguen viaje.

Este apeadero tendrá como ubicación la salida hacia el Principado en Los Juncales, a la altura de la calle Orozco, justo en la frontera con San Andrés. Allí habrá una nueva terminal, en línea recta con la estación a 1.200 metros de distancia.

«Una solución razonable y realista», aseguraron ayer desde el PP leonés. De momento, aclararon, el soterramiento, enfatizaron, es «inviable», no sólo por su alto coste, sino también por el dilatado tiempo que unas obras de estas características supondría.

La propuesta, aún por concretar, no da respuesta a la amplia reivindicación social expresada por más de 15.000 leoneses en la manifestación de principios de abril. Entre las exigencias, el fin de la estación provisional de fondo de saco. Una de las propuestas más extendidas fijaba a la vieja estación de Renfe como nueva terminal con el AVE llegando semisoterrado.

Fomento sucumbe a la presión de Asturias y hará un apeadero del AVE fuera de León
Comentarios