martes 29/9/20

González Antón amenaza con un largo recorrido por los tribunales

DL26P24F5-18-07-20-3.jpg
DL26P24F5-18-07-20-3.jpg

Carlos González Antón (Cs) justificó la decisión de proponer el Pleno «porque el equipo de gobierno ha actuado en la reurbanización con clandestinidad administrativa y política. Ha pasado ese proyecto a la Junta de Gobierno sin que los concejales tuviéramos conocimiento. De todo lo que prometió, sólo ha cumplido una cosa: trasladar su despacho a San Marcelo». Tampoco ha creado la figura del concejal 3.0 « En su lugar «lo que usted ha creado es el cacique 10.0».

Lamentó que el proyecto que se ha difundido en los medios de comunicación sea «una copia de corta y pega de un estudio mejicano» y rechazó que Cs sea «el yugo de ningún equipo de gobierno».

«Nos trae como modelo un proyecto que tuvo más de 22.000 consultas a ciudadanos y colectivos ingleses», señaló el concejal naranja. «Pero ustedes hacen una política fragmentaria y a salto de ciudad».

«Está usted muy tranquilo porque sabe que la competencia para aprobar el proyecto es de la Junta de Gobierno que controla. Pero le digo que no lo esté tanto, porque pese impedir el uso de los órganos de funcionamiento político, hay un estado de derecho que controla con los tribunales de justicia las administraciones públicas».

«Es un proyecto ilegal», dijo Antón. «La normativa no ampara su propuesta porque ha cambiado mucho el escenario y porque es arbitraria», dijo. «Y los jueces», insistió, «tienen obligación de anular las decisiones arbitrarias. Muchos proyectos se han anulado por este motivo». 25 minutos después de haber iniciado su intervención, el alcalde le conminó a ir poniendo fin a su disertación. «Ordoño II merece un Pleno ¿no?», inquirió Antón. «Sí, pero ya duplica de largo la duración de las intervenciones previas», le cortó el regidor. «Yo dentro de cuatro años ya no estaré aquí, pero usted seguro que por circunstancias sí». «¿Qué circunstancias son esas, señor Antón?», preguntó el alcalde. No encontró respuesta.

González Antón amenaza con un largo recorrido por los tribunales