miércoles. 10.08.2022
                      El vuelo del dirigible estratosférico fue visto desde varios puntos tras despegar del aeropuerto. DL
El vuelo del dirigible estratosférico fue visto desde varios puntos tras despegar del aeropuerto. DL

El dirigible estratosférico que está desarrollando desde León Ecosat Airships, filial de Capgemini, es uno de los puntales para la carrera aeronáutica y aeroespacial en la que está inmersa la capital leonesa y en la que en los últimos meses ha puesto todo el empeño para conseguir la sede de la Agencia Espacial Española que ha anunciado el Gobierno y a la que se enfrenta con otras candidaturas como Teruel o Sevilla.

La compañía lleva meses trabajando en el desarrollo de este prototipo que mide 30 metros y que ayer despegó a primera hora de la mañana del Aeropuerto de León. Su vuelo pudo observarse desde varios puntos y este primer modelo sentará las bases para el definitivo, que medirá 80 metros de largo y que tiene como objetivo principal dar el relevo a los actuales satélites de comunicaciones, que se han quedado obsoletos. El planteamiento desarrollado desde el Parque Tecnológico es 100% recuperable y reciclable, podrá dar apoyo tanto a misiones de carácter militar como agrícola, además de ser una pieza clave para las comunicaciones ya que será capaz de dar cobertura 4G y 5G en zonas que actualmente carecen de conexión. A diferencia de los actuales satélites, se alimentará de energía solar y no exigirá mantenimiento durante al menos tres años, e incluso ofrece la posibilidad de recuperarlo, bajarlo a tierra y volver a ponerlo en órbita, ya que su zona de vuelo será la estratosfera.

Ecosat Airships, junto con el Incibe, Inta y la propia Universidad de León, son algunos de los pilares sobre los que León sustenta su candidatura a la Agencia Espacial, a la que se suman otras empresas del sector aeronáutico y aeroespacial, que complementarían las necesidades de la sede en un entorno que cuenta con buenas comunicaciones con Madrid. De hecho, la Universidad de León levantó un hangar en la parte alta del Campus de Vegazana, vinculado a su Escuela de Ingenierías Industrial, Informática y Aeroespacial, en colaboración con Ecosat Airships para el desarrollo del dirigible que ayer sobrevoló el aeropuerto, donde la compañía también cuenta con un hangar propio.

La apuesta de León es clara y cuenta con el respaldo de la Junta, a pesar de que otras candidaturas han presentado ya una dura batalla, como la de Teruel, que ya ha conseguido el respaldo del Congreso tras una presentar una moción Teruel Existe, en la que hacía hincapié en que se tuviera en cuenta la despoblación a la hora de elegir la ubicación de la Agencia Espacial Española, una baza que también podría beneficiar a León, que desde hace años sufre la sangría poblacional.

León saca músculo en su pugna por la Agencia Espacial