miércoles. 06.07.2022

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, confirmó ayer en Palencia que a partir del 1 de abril cuatro centros penitenciarios de Castilla y León incorporarán vigilantes de seguridad de empresas privadas de forma «experimental».

Se trata de los centros penitenciarios de Mansilla de las Mulas, en León, Topas, en Salamanca, La Moraleja en Dueñas (Palencia) y el centro penitenciario de Villanubla, en Valladolid.

El delegado del Gobierno en Castilla y León ha explicado que «de forma experimental algunos recintos penitenciarios de Castilla y León y de España compatibilizarán el servicio de los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con vigilantes de empresas privadas. «Con el tiempo se verá si esta medida tiene continuidad o si se buscan otras alternativas».

Medrano dice que sólo es experimental