domingo. 03.07.2022

La recompensa económica mueve la búsqueda de los llamados cazameteoritos, conocedores de la existencia de un gran mercado de coleccionistas dispuestos a pagar bien por este hallazgo. Si la composición del meteorito proviene de un raro material, el valor alcanzado por gramo puede rondar los 200 euros. Se estima que el valor de un meteorito equivale 10 veces su peso en oro, lo que significa que un pedazo de meteorito es mucho más costoso que uno de oro. Y si el hallazgo contiene otros minerales, más se incrementará su valor. Grandes casas de subastas, como Christie’s, los venden; también hay un lucrativo mercado negro.

Un mercado negro de coleccionistas