miércoles. 06.07.2022

Muere un niño de 9 años cuando esquiaba fuera de pista en San Isidro

El menor, procedente de Galicia, sufrió un fuerte impacto al caerse contra unas. peñas .
Personal de Emergencias del 112 a su llegada ayer a San Isidro; ya no pudieron hacer nada por el pequeño.

Un niño de 9 años murió ayer en San Isidro minutos antes de las 16.30, tras el fuerte impacto que sufrió al precipitarse contra las peñas mientras esquiaba en una zona fuera de las pistas señalizadas en el sector de Requejines. El pequeño, residente en Vigo, pasaba unos días de vacaciones en la estación acompañado por su hermano, su tía y el novio de ésta.

El accidente, según la dirección de este enclave invernal, ocurrió a las 16.10, momento en que el grupo con el que esquiaba el niño trataba de atajar para cruzar desde la pista roja de Peñanevares a la azul de Las Liebres. Al deslizarse a una importe velocidad, perdió el control de los esquís en una zona llena de abruptas peñas, con escasez de manto blanco y nieve dura (con hielo de tonalidad azul).

Al instante, los responsables de supervisar ese área de San Isidro se percataron del accidente y acudieron al lugar, donde también llegó el médico y la ATS de la estación, así como los efectivos del Greim encargados a diario de la seguridad en este espacio blanco.

A pesar de las intensas labores de reanimación, no pudieron hacer nada para salvar su vida, debido a la gravedad de sus heridas murió a los pocos minutos. Al caerse recibió un contundente impacto en uno de sus costados, causándole daños irreversibles en órganos vitales, además de un fuerte y profundo corte de arriba a abajo en su rostro.

Una vez comprobada sobre el terreno la extrema gravedad del niño, a las 16.17 horas la estación dio aviso al Servicio de Emergencias del 112 para que enviaran un helicóptero medicalizado. Cuando llegó, unos cuarenta minutos después con el personal del Sacyl a bordo, el niño ya había muerto y ya nada pudieron hacer.

El cadáver del pequeño permaneció tendido y tapado sobre el lugar de los hechos al menos dos horas y media después de la llegada del helicóptero, a la espera de la presencia de la jueza de Cistierna para que ordenara el levantamiento del cuerpo. Finalmente fue el sargento del cuartel de la Guardia Civil de Puebla de Lillo quien dio la orden, tras ser encomendado y autorizado por la magistrada para esta labor.

En la base de Cebolledo, aguardaba un coche funerario que se encargó de trasladar el cuerpo hasta el Instituto de Medicina Legal de León, donde se realizará la autopsia. Partió de San Isidro hacia las 20.15 horas.

El niño y la familia que le acompañaba en este viaje llevaban varios días ya esquiando en San Isidro y se hospedaban Felechosa, en la vertiente asturiana, a trece kilómetros del enclave invernal leonés.

Principiantes en el deporte blanco, llegaron a ser advertidos por personal de pistas que esa zona por donde bajaban, y donde ocurrió el accidente, no era apta para su nivel al tratarse de un área fuera de pistas con hielo y de dificultad máxima. Consternados por el suceso, los empleados de la estación y esquiadores que a esa hora se encontraban por allí, no salían de su asombro y lamentaban la tragedia.

La directora de San Isidro, Olga Álvarez, realizó un llamamiento a todos los usuarios para que respeten la señalización de las pistas y no esquíen fuera de las zonas preparadas. «Deben seguirse las recomendaciones para evitar desgracias».

Muere un niño de 9 años cuando esquiaba fuera de pista en San Isidro