jueves 5/8/21
Santa Nonia

Santa Nonia tendrá 500 plazas de párking y acogerá el centro de control de movilidad urbana

El aparcamiento tendrá cuatro plantas, casi 500 plazas y un espacio reservado para que estacionen bicis y patinetes
Acceso al actual aparcamiento en superficie desde la calle Santa Nonia, junto a la Biblioteca. MARCIANO PÉREZ

La nueva movilidad urbana de la capital, con la sostenibilidad y las energías renovables como bandera, camina hacia la obligada neutralidad climática que persigue la Unión Europea para 2050 con las zonas 20 y 30, la planificada reducción de la circulación de vehículos por el corazón de la ciudad —con una almendra central de exclusión del tráfico— y el mayor impulso del transporte público y de otras formas de recorrer las calles. Esta ruta trazada tendrá en el párking que la Diputación diseña en el solar de Santa Nonia a un aliado esencial. El proyecto acabará por fin con un terreno sin regulación alguna hasta hace dos años, en el centro de la capital y tras décadas de explotación en precario de un aparcamiento. Una gran bolsa de suelo en una manzana cultural —propiedad también de la institución provincial— sin encaje en el equilibrio urbano. El nuevo aparcamiento, con cerca de 500 plazas, dispondrá de cuatro plantas (una subterránea y las otras tres en superficie) y tendrá un espacio para la Oficina de Movilidad Urbana, a través de un acuerdo que negocian la Diputación y el Ayuntamiento.

Desde este lugar —ubicado en la planta baja, a pie de calle— técnicos del Ayuntamiento de León controlarán el transporte público y otros aspectos del tráfico de la ciudad de la mano de las nuevas tecnologías, con dispositivos remotos que comunicarán en tiempo real el estado de la circulación. También en esta misma planta habrá espacio para el estacionamiento de bicicletas y patinetes, en una iniciativa pionera en la capital ante el crecimiento de estos medios de movilidad. Podrán acceder al párking por la calle Santa Nonia y también por la avenida de la Independencia. En cuanto al coste, de momento la institución no se aventura a adelantarlo, aunque ya sabe que será elevado.

El vicepresidente de la Diputación, Matías Llorente, explica que se trata de un estacionamiento en el centro de la ciudad que dará servicio a los vecinos del área rural que cada día se acercan a la capital para realizar gestiones, acudir a citas médicas, hacer compras o visitar a familiares y amigos. Incentivarán su uso para que se acerquen más al centro y dejen esa costumbre tan arraigada de aparcar prácticamente a las afueras (como la zona de San Juan de Dios, más allá de la plaza de toros, e incluso, en el área de Mercaleón). También desde el Palacio de los Guzmanes —apunta— se considera al futuro párking como «una fuente propia de ingresos, más allá de los fondos que recibimos sólo del Estado y la Junta cada año».

De todas formas, aclara Llorente, aún deben decidir cómo afrontan la construcción de esta costosa infraestructura. Dos son las opciones que estudian: licitar la ejecución y explotación del párking por un determinado espacio de tiempo, de manera que sea la empresa adjudicataria quien financie la obra, o que sea la propia Diputación la que costee el estacionamiento y luego lo arriende con un canon anual.

Un estudio de arquitectura trabaja desde hace meses en el diseño inicial del párking, cuya ejecución la institución provincial prevé comenzar antes de que finalice el mandato. Entretanto, el centenar de plazas actuales en superficie seguirán prestando servicio de estacionamiento.

Santa Nonia tendrá 500 plazas de párking y acogerá el centro de control de movilidad...
Comentarios