domingo 11/4/21

La obra del Chivani se iniciará antes de agosto tras 6 años parada

El Ayuntamiento concede como tope . el 22 de julio ante el riesgo de derrumbe.
La casa se halla en peligro de ruina, según los técnicos.

Después de más de 6 años como un elemento del paisaje de la histórica plaza de San Martín, la obra de rehabilitación de la casa del antiguo bar Chivani, protegida por un murete que come parte del espacio público, tendrá que comenzar antes del 22 de julio. La última fecha de moratoria dada por el Ayuntamiento de León a los propietarios para que inicien los trabajos, una vez constatado por parte de los técnicos municipales que las condiciones de seguridad del inmueble se han visto afectadas por el paso del tiempo a la intemperie y pueden hacer que acabe por caer.

La demora solicitada por la propiedad «no debe exceder los dos meses», aunque el máximo posible es de seis, según el dictamen técnico, aprobado por la junta de gobierno, que recuerda que el límite inicial vencía el 22 de mayo. Un documento en el que se expone que «las condiciones de seguridad del edificio se han visto afectadas por el paso del tiempo, empezando a aparecer deformaciones en las estructuras de madera que conforman los vanos». «La falta de mantenimiento, de limpieza, y la carencia de un sistema eficaz de evacuación de agua de pluviales han deteriorado los paramentos del tapial y las estructuras de madera de los forjados y cubierta, quedando muchas de las piezas de la edificación en una situación de intemperie», como reseña el arquitecto municipal encargado de la revisión, que subraya que «todas estas alteraciones pudieran repercutir en la estabilidad general del inmueble» y que no debe rebasarse el 22 de julio como fecha de arranque de las labores de rehabilitación.

El proyecto sale adelante tras un largo proceso judicial, iniciado cuando el Ayuntamiento decretó el expediente de ruina, el desalojo y la demolición. El acuerdo, adoptado en el 2007, que la propietaria recurrió, gracias a lo cual el juez en abril del 2010 estimó de manera parcial que no se debía demoler el edificio. Una estimación parcial de sus pretensiones que la llevó a acudir al TSJ para pedir que se echara atrás la declaración de ruina completa, sin que se le diera la razón, según la sentencia del 6 de abril del 2011.

Un proceso que ha tenido la plaza del casco histórica cautiva de un muro que ha servido para las más variadas pintadas y para que se arrojara basura dentro. Un mazacote en plena vía pública que ahora desaparecerá para rehabilitar el inmueble destinado a construir 3 viviendas y local.

La obra del Chivani se iniciará antes de agosto tras 6 años parada
Comentarios