jueves 26/5/22

La jueza prosigue su tarea en lo tocante a la acusación de homicidio que pesa sobre el principal investigado, pero considera que procede añadir un delito menos grave de lesiones imputable a uno de los miembros del grupo agresor, vecino de Eras de Renueva, y un delito leve de lesiones, imputable a un joven de nacionalidad uruguaya.

La última versión del sospechoso es que se produjo una primera trifulca en la zona del merendero (la que aparece en la fotografía), donde simplemente se había desarrollado «un intercambio de bofetones», con algunos de los miembros del otro grupo, aunque luego todo termino de forma amistosa: «Incluso nos dimos unos abrazos, no pasó nada, quedamos como amigos».

Sin embargo, luego se dirigió hacia el área en el que ocurrieron los hechos y una vez allí, cuando se encontraban bebiendo pacíficamente, «los del otro grupo vinieron y empezaron a tirarnos cuchilladas a diestro y siniestro».

El sospechoso no tuvo más remedio que defenderse, según su tesis, aunque aseguró no recordar muy bien cómo sucedieron los ataques.

Otros dos investigados con cargos menores