jueves. 11.08.2022
Urbanismo e historia

La peatonalización de la muralla rescata las huellas de los cubos derribados hace un siglo

El corte de tráfico en Carreras y los Cubos complica la circulación del tráfico en el Espolón sin la Ronda Interior aún
                      Los trabajos del proyecto de peatonalización de Carreras comenzaron a primera hora de la mañana de ayer. RAMIRO
Los trabajos del proyecto de peatonalización de Carreras comenzaron a primera hora de la mañana de ayer. RAMIRO

Las huellas de los cubos de la muralla en la calle Carreras se perdieron a mediados del siglo XVIII. Entonces, en 1862, los salientes de la fortificación romana molestaban aún antes de que el incipiente tráfico empezara a circular por la urbe y conectara la ciudad antigua con el resto de los burgos que crecían extramuros. Ahora, más de un siglo después de aquel destrozo del patrimonio que sólo encontró parangón en el derribo de Puerta Obispo poco años después, las obras de peatonalización del entorno del lienzo se toman la revancha con la encomienda de ahondar en la traza que quedó oculta.

Los trabajos comenzaron ayer a las ocho de la mañana con el corte de la circulación en todo el codo que forma la muralla en el entorno de Puerta Castillo. Las máquinas se afanaron en quitar la capa de asfaltado de Carreras antes de entrar en la carretera de los Cubos, que a partir de ahora perderá la motivación de su nombre al desaparecer el tráfico. La tarea se calcula que estará lista antes de terminar esta misma semana. Para la próxima, de acuerdo al calendario de los trabajos que tiene la empresa adjudicataria, que se hizo con el contrato tras presentar una oferta de 1.180.736 euros, se hará lo propio con las aceras. Con la eliminación de esta capa superficial lista, el avance de la pala ganará en profundidad para buscar las huellas de la fortificación a los pies de la muralla.

Los trabajos arqueológicos se centrarán en la calle Carreras. Como ya sucedió en la cercana Era del Moro, donde la creación de una zona ajardinada que se espera abrir este verano ha servido para descubrir importantes hallazgos sobre la construcción de la fortificación, la intervención en este tramo del lienzo se planifica con el interés de hallar nuevos datos sobre la fortificación que aumenten la documentación ya existente sobre cómo se levantó para auspiciar el nacimiento de la ciudad y sus posteriores ampliaciones.

                      Los atascos se sucedieron ayer a las horas punta. RAMIRO

El asfaltado se quitará esta semana y la próxima, las aceras. RAMIRO

La excavación no se resolverá tan sólo como un acopio de datos al que suceda un capa de áridos que oculte las huellas bajo la superficie. El único monumento romano que queda en pie en la ciudad tendrá en la calle Carreras un tratamiento diferenciado. Para mostrar las huellas de los antiguos cubos de la muralla, que fueron demolidos a principios del pasado siglo, se definirá la traza semicircular con bancos y en el interior se colocará empedrado. La actuación se complementará con paneles informativos en los que se cuente la historia de la evolución urbana del recinto histórico.

Tratamiento
La traza semicircular de los cubos se reproducirá con bancos y en el interior se colocará empedrado

La imagen de los Cubos sobre el suelo dará identidad a el primer tramo dentro de los cerca de 5.000 metros cuadrados de la intervención. Con todo al mismo nivel, la superficie se distribuirá para que quede un itinerario de 1,8 metros accesible y libre de obstáculos adosado a las fachadas, además de una franja definida para el paso de vehículos de residentes y servicios, ambos de granito. Para rematarlo, junto a la muralla se ajardinará y colocará el mobiliario urbano.

El espacio que ganan las máquinas lo pierden los vehículos. El corte de la circulación mostró ya ayer los primeros síntomas de la reorganización que deriva el tráfico de una calle con dos carriles por dos vías adyacentes angostas y con radios de giro complicados. El resultado, a las horas punta de entrada y salida de los trabajos, dejó atascos en la plaza del Espolón, donde se acumularon los conductores que querían salir por Alfonso el Justiciero y cruzar por Perales y Espejo para desembocar en La Palomera, y los que se afanaban en entrar hacia Puerta Castillo por Fernando I, que ahora funciona en sentido contrario, además de todos los habituales que desaguan en la glorieta provenientes de Álvaro López Núñez y San Mamés o que se quieren encaminar hacia el norte por Nocedo.

                      El asfaltado se quitará esta semana y la próxima, las aceras. RAMIRO
Los atascos se sucedieron ayer a las horas punta. RAMIRO

Aunque se espera que la costumbre reduzca los atascos, el inicio de las obras de la Ronda Interior, que se avistan para el verano, complicarán aún más el escenario, donde, cerradas Alfonso el Justiciero y Fernando I, sólo quedará Nocedo como alternativa. Dentro del plan ideal, los dos proyectos complementarios podrían estar listos en el plazo de un año. Justo para antes de las elecciones municipales.

La peatonalización de la muralla rescata las huellas de los cubos derribados hace un siglo