viernes. 02.12.2022
coto
El PP recuerda que el Coto ya tiene más de 35 años. DL

Ante la negativa del alcalde de la ciudad, José Antonio Diez, de elaborar el listado de edificios municipales con presencia de amianto, será el Grupo Municipal del Partido Popular el que lo haga para conocer qué instalaciones están en una situación contraria a la normativa vigente. Según la ley, el amianto tiene una vida útil de 35 años como máximo y luego tiene que ser retirado por una empresa autorizada para evitar las consecuencias de su alta toxicidad en las personas (las instalaciones del Coto Escolar tienen 37 años y los Almacenes Municipales, 43), explican desde el PP. "Tras incumplir su palabra en la Junta de Portavoces y no llevar la moción del amianto a las correspondientes comisiones de Desarrollo Urbano y Hacienda, el equipo de gobierno presentó un informe lleno de evasivas para dar carpetazo a la iniciativa popular", añaden. Pero un informe que admitía que el Ayuntamiento debía actuar en los casos en los que ese periodo de 35 años hubiera finalizado. La disposición económica tras salir del Plan de Ajuste y poder utilizar el Remanente de Tesorería ‘obliga’ a Diez a afrontar esta situación, en vez de gastar el dinero de los leoneses en sus caprichos.

El Grupo Municipal del Partido Popular pretende desde hace meses iniciar el proceso para eliminar el amianto (más conocido por el nombre comercial de ‘uralita’) de todos los edificios del término municipal, comenzando por las instalaciones municipales, sobre las que el Ayuntamiento tiene competencia y capacidad para actuar de manera inmediata.

Ante la negativa del alcalde de la ciudad, José Antonio Diez, de elaborar el listado de edificios municipales con presencia de amianto, será el Grupo Municipal del Partido Popular el que lo haga para conocer qué instalaciones están en una situación contraria a la normativa vigente. Según la ley, el amianto tiene una vida útil de 35 años como máximo y luego tiene que ser retirado por una empresa autorizada para evitar las consecuencias de su alta toxicidad en las personas.

El pasado mes de abril, Diez incumplió su palabra en la Junta de Portavoces (donde es representado por uno de sus concejales) y no llevó la moción del amianto a las correspondientes comisiones de Desarrollo Urbano y Hacienda. Días después el equipo de gobierno presentó un informe en Desarrollo Urbano lleno de evasivas para dar carpetazo a la iniciativa popular. Pero un informe que admitía que el Ayuntamiento debía actuar en los casos en los que ese periodo de 35 años hubiera finalizado. La disposición económica tras salir del Plan de Ajuste y poder utilizar el Remanente de Tesorería ‘obliga’ a Diez a afrontar esta situación.

Hay que recordar que el Consistorio ha estado sometido durante los últimos ocho años (dos mandatos del PP) a una política de ahorro brutal a consecuencia del ‘mandato del tranvía’ (2007-2011), el periodo en el que el PSOE dejó a los leoneses 237 millones de euros de deuda.

Respuesta municipal a la moción

El Grupo Municipal del Partido Popular, con el apoyo de Ciudadanos, pidió en la moción el inventario de los edificios MUNICIPALES con amianto y un  ESTUDIO para la implantación de una línea de ayudas. Dos medidas sin coste que servirían para comenzar con este proceso de retirada del tóxico amianto de la ciudad.

La contestación municipal, que “no es obligatorio retirar este material… siempre y cuando esté en buen estado… y no haya finalizado su vida útil…” (la práctica totalidad de los edificios municipales están entonces en situación irregular), que “esto tiene un elevado coste”, que el Ayuntamiento solo tiene obligación con sus trabajadores (decenas de ellos pasan su día laboral bajo amianto que ya ha finalizado su vida útil) y que no se pronuncian sobre legislación en tramitación (en alusión a la nueva Ley de Residuos y Suelos Contaminados), cuando actualmente ya existe una ley que obliga a la retirada del amianto.

El PP hará la inventario de edificios con amianto, ante la pasividad de Diez
Comentarios