martes 17/5/22
                      DL5P6F14-19-30-57-5.jpg

La instalación del robot quirúrgico Da Vinci supuso una revolución tecnológica en el Hospital de León ya que aporta una mayor precisión, mejora el proceso postoperatorio, disminuye el riesgo de hemorragias y minimiza las cicatrices, además de dar mejor visibilidad y potenciar la destreza del cirujano. La unidad de endourología y laparoscópica logró un premio por ser la primera en España en utilizar esta herramienta en una triple neurectomía laparoscópica. La máquina, de 1,8 millones de euros, comenzó a funcionar en mayo de 2018 y hasta la pandemia había efectuado 311 cirugías, de las que 213 las practicaron los urólogos, principalmente para cáncer, y el servicio de Ginecología.

Precisión contra el cáncer y una herramienta clave en el quirófano
Comentarios