jueves. 18.08.2022
Ahorro

La reforma de las pensiones hunde los planes privados en León

La nueva normativa hunde una fórmula de ahorro a la que se entregaron casi 100.000 leoneses, y que pierde sus incentivos
Dos personas mayores pasean por la capital. JESÚS F. SALVADORES
Dos personas mayores pasean por la capital. JESÚS F. SALVADORES

Está claro que el sistema público de pensiones necesita en el futuro el complemento de un aporte de ahorro privado, más necesario con el desembarco de la numerosa generación del ‘baby boom’ en la jubilación; pero la fórmula para llevar a cabo este proceso está generando no pocos sobresaltos. El Gobierno sigue adelante en la tramitación de unos planes de pensiones de empleo ampliamente instalados en Europa, pero que siguen siendo desconocidos por la mayoría en España y de momento sólo acogen a trabajadores de algunas grandes compañías; y para ello está desmantelando los incentivos de los planes de pensiones privados que ya caminaban en el país con mucho retraso respecto a otras naciones del entorno. Con todo, en los últimos años habían captado el ahorro (y las desgravaciones) de casi 100.000 leoneses. Hoy el patrimonio provincial acumulado en estos planes de pensiones sigue creciendo y suma 1.115 millones de euros, pero el producto ha perdido claramente atractivo. y unos 12.500 ahorradores.

La tramitación de la Ley Reguladora de los planes de pensiones de empleo ha desincentivado claramente el ahorro en los planes privados.

En 2014, ejercicio en el que Inverco (la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones) comenzó a contabilizar los ahorradores locales en planes de pensiones y el patrimonio que destinaban a este producto, el ahorro acumulado en España era del 6,1% del PIB, frente a una media del 86% en los países de la OCDE. Apenas un 10% de la población ahorraba entonces en productos que contribuyesen a complementar su pensión, lo que implicaba un insuficiente nivel de desarrollo del sistema privado de pensiones en el país.

Había entonces 96.423 leoneses que aportaban parte de sus ahorros a un producto privado de pensión, con un aporte conjunto de 847 millones de euros y un patrimonio medio de 8.782 euros. La cifra creció al año siguiente hasta los más de 99.000 leoneses con planes de pensiones privados, y el patrimonio acumulado en esta fórmula de ahorro fue creciendo, aunque lentamente por los vaivenes legislativos que comenzaban a vislumbrarse. Era, en todo caso, la fórmula de previsión complementaria de la pensión futura que estaba al alcance de la mayoría de los ciudadanos.

Dos de cada diez
Más del 19% de la población leonesa tiene un plan de pensiones, suman 1.115 M€ en total

Desde 2015 el número de partícipes en los fondos que gestionan los planes de pensiones ha seguido una trayectoria descendente en la provincia. A medida, eso sí, que se incrementaba el patrimonio medio de estos planes. De manera discreta, porque la inseguridad de la fórmula limitaba en la mayor parte de los casos las aportaciones.

Aún el balance del último ejercicio señala, según los datos de Inverco, que casi dos de cada diez leoneses tienen suscrito un plan de pensiones privado, el 19,2% de la población de la provincia. Suman en conjunto un nada desdeñable patrimonio de 1.115 millones de euros, a razón de 12.876 euros de media invertidos en este tipo de productos.

El año pasado los planes de pensiones incrementaron su patrimonio sobre todo por la rentabilidad de los mercados financieros, y «pese a la drástica reducción en el límite de las aportaciones».

Ahora hay que ver si este ahorro se deriva a las nuevas fórmulas colectivas y empresariales.

La reforma de las pensiones hunde los planes privados en León