jueves. 30.06.2022
                      Imagen del antiguo edificio de oficinas y dormitorio de maquinistas en León. RAMIRO
Imagen del antiguo edificio de oficinas y dormitorio de maquinistas en León. RAMIRO

El dormitorio de maquinistas va a Pleno en el Ayuntamiento de León (si así lo decide la junta de portavoces). En busca del retrato político sobre el futuro de un edificio en estado ruinoso que inquieta a los vecinos del barrio ferroviario de León. En la asociación Quevedo encabeza la lista de calamidades de la zona; que se extiende más allá de esta herencia del pasado lustroso del ferrocarril en León y abandonada por Adif, al que le tocó en suerte en el reparto de la hijuela cuando los bienes, funciones y patrimonio ferroviario español tuvo que dividirse entre operadora y mantenimiento de infraestructuras.

En consonancia con las demandas vecinales, el PP impulsó esta semana una moción para su debate en el Pleno Municipal de León, con el fin de que se exija a Adif la demolición de la estructura, por motivo de su estado de conservación, ahora con efectos en dos viales; el paseo interior de los lucernarios que se acaba de abrir en el pasillo de la valla, y la calle Astorga. Los grupos de la oposición, Ciudadanos y Unión del Pueblo Leonés, ya han anunciado su adhesión a la propuesta, que además añade algunas propuestas para el aprovechamiento posterior del espacio que libere el perímetro del antiguo dormitorio de maquinistas, en el caso de que se logre su demolición. Se incluye el aprovechamiento como espacio público de las áreas ajardinadas interiores que escoltan la construcción, que ofrecían también una cara descuidada que pudieron apreciar quienes asistieron la semana anterior a la apertura del paseo sobre la losa que tapa la vía del tren.

Presión vecinal

El estado ruinoso de la edificación mueve la iniciativa política para demoler la estructura

Cesión temporal, como fórmula adecuada para estos casos que ya se ha aplicado en otros espacios que pertenecen a las empresas públicas ferroviarias y administra el Ayuntamiento; el ejemplo más próximo está al otro lado de la calle, en el espacio interior de la calle Ana Mogas, donde la administración local de la ciudad se encarga del mantenimiento de zonas ajardinadas que están asentada sobre terreno de propiedad de sociedades del sector de los ferrocarriles.

La moción popular que ahora aúna a toda la oposición municipal en el Ayuntamiento de León incide en la necesidad de salvaguardar la integridad de los viandantes de la zona, además de evitar asuntos de inseguridad ciudadana, como llegada de ocupas al interior del edificio. Comunidades de vecinos de edificios próximos a este enclave también muestran su inquietud por este foco de inseguridad para el barrio.

En otra de las propuestas con las que se sustenta la moción, se destaca la necesidad de mejorar la imagen urbana de una zona que puerta de entrada para la ciudad a través de los usuarios del ferrocarril; ante una estación por la que en el último año pre pandemia llegaron a pasar 800.000 viajeros.

El comité de empresa de Adif ya ha expresado en más de una ocasión el malestar de los trabajadores de esta empresa en León, por la proximidad del edificio ruinoso a las oficinas del administrador ferroviario, localizadas en la anterior estación de ferrocarril. La intención es lograr presión política a Adif para que se decida a la demolición.

La residencia de maquinistas acaba en el Pleno municipal