domingo 18/4/21

San Andrés cierra las cuentas de 2019 que arrojaron un balance de superávit

El Pleno del Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo aprobó ayer el informe definitivo de la Cuenta General de 2019 en una sesión extraordinaria y urgente convocada tras la comisión del área para remitirlo al Consejo de Cuentas de Castilla y León.

Elaborado por la Intervención municipal, este documento de carácter técnico salió adelante con los once votos a favor de los ediles del PSOE, UPL y Podemos, y las diez abstenciones correspondientes a los corporativos del PP, C’s, VOX e IU. La cuenta general es el instrumento que tienen las entidades locales para cumplir con su obligación formal de rendir cuentas sobre cada uno de los ejercicios económicos, facilitando también a la corporación el análisis del uso y destino de los fondos públicos.

En el caso de San Andrés del Rabanedo, la correspondiente al año 2019 arroja un remanente de tesorería positivo y el cumplimiento de la estabilidad presupuestaria, así como el incumplimiento tanto de la regla de gasto, como de la sostenibilidad financiera.

Durante la sesión plenaria, se ha puesto de manifiesto la voluntad de la corporación municipal de trabajar para mejorar la situación del tercer municipio de la provincia e ir solucionado «todas aquellas cuestiones que se iniciaron hace mucho tiempo y, o bien por inercia o bien por incapacidad, se han ido perpetuando en el tiempo», según manifestó la alcaldesa, Camino Cabañas, durante una intervención en la que hizo suyas las palabras de la concejala de IU, Laura Fernández, al calificar el momento actual como «un momento histórico» para dar pasos en este sentido.

El equipo de Gobierno ultima su propuesta de catálogo de puestos de trabajo del Consistorio en lo que supone un documento básico para sacar adelante la Relación de Puestos de Trabajo (RPT).

La alcaldesa, Camino Cabañas, y el concejal de Personal, Benjamín Fernández, han mantenido una reunión con el representante de la empresa adjudicataria para avanzar en este instrumento que se trasladará a la parte social para aprobarlo antes de que finalice el primer trimestre del año, si es posible.

San Andrés cierra las cuentas de 2019 que arrojaron un balance de superávit