lunes. 27.06.2022

El Sindicato de Enfermería (Satse) denunció ayer que la falta de interés y diligencia del Gobierno y de las comunidades autónomas para dar solución al problema de las agresiones a los profesionales sanitarios se constata «en que llevamos casi tres años sin datos oficiales» y en que no se ha querido impulsar una normar estatal, que está en «sala de espera», que ofrezca una respuesta común, coordinada y eficaz a esta grave lacra que sufren especialmente las enfermeras y enfermeros.

Satse recuerda que el último informe oficial dado a conocer por el Ministerio de Sanidad sobre agresiones a profesionales sanitarios es de 2017-2018 pese a las reiteradas demandas de contar con una radiografía exacta y actualizada del problema de cara a adoptar las medidas pertinentes en base a su dimensión y alcance real en el conjunto del Estado.

Al respecto, Satse subraya que es injustificable que no se disponga de datos sobre lo acontecido en 2019 y, sobre todo, en 2020 y 2021, de cara a poder adoptar las actuaciones necesarias para acabar con un grave problema que afecta a ocho de cada diez enfermeras y enfermeros a lo largo de su trayectoria profesional.

Muy obsoleto
El sindicato critica que el último informe de incidentes data del ejercicio 2017/2018

De igual manera, el sindicato critica el escaso interés del conjunto de administraciones sanitarias, tanto a nivel estatal como autonómico, por querer impulsar una ley estatal que implique y obligue a todas ellas, así como a la sanidad privada y concertada, a adoptar todas las medidas y actuaciones necesarias a nivel preventivo y de actuación en defensa del profesional tras ser agredido.

Ante la inacción de las administraciones, Satse elaboró un borrador de anteproyecto de ley con un amplio conjunto de medidas (prevención, sensibilización, información, apoyo…) para proteger a todos los profesionales sanitarios víctimas de agresiones, y fue trasladado al Gobierno.

Satse no aprecia interés en atajar las agresiones a la enfermería
Comentarios