lunes. 15.08.2022
                      Los alumnos en la Facultad de Derecho del Campus de Vegazana ya durante el ejercicio de Historia de España. DL
Los alumnos en la Facultad de Derecho del Campus de Vegazana ya durante el ejercicio de Historia de España. DL

Los campus de León y Ponferrada acogieron ayer el comienzo de las pruebas extraordinarias de la Ebau (Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad) que se están desarrollando sin incidencias en una convocatoria que regresa a la normalidad prepandemia, aunque con algunas medidas que han quedado como el llamamiento de estudiantes en los exteriores de los edificios y el acceso a la prueba con una bolsa transparente donde el estudiante porta sus objetos personales.

Los exámenes se realizarán hasta mañana y en todas las pruebas se mantendrá la optatividad que se instaló el año del confinamiento y que ha subido la nota final y, por tanto, también las notas de corte de las carreras con más demanda. Las pruebas continuarán hoy con las optativas de modalidad, en función del bachillerato que haya cursado el alumno, y mañana llega el turno de subir nota y de las incompatibilidades.

En total formalizaron la matrícula 364 estudiantes (270 en León y 94 en Ponferrada), que han acudido a primera hora a los dos únicos centros del Campus de Vegazana que acogían el desarrollo de los exámenes: la Facultad de Derecho y el edificio del Aulario, y en el Edificio Central del Campus de Ponferrada.

La mañana se centró en la prueba de Lengua y Literatura donde los alumnos tuvieron que optar, en el ejercicio de comentario de texto, entre un editorial de El País, titulado El sexo de los juguetes, que reflexiona sobre el sexismo presente en la publicidad de los juguetes donde el 50% de los anuncios —según un estudio del Instituto de la Mujer— vinculan a los niños con profesiones como pilotos, policías o militares frente el 38,5% que muestran a la niñas arquetipos femeninos de belleza y cuidadoras; y un artículo de opinión de Álvaro Bilbao, No les demos móviles hasta los 12 años, sobre la superficialidad de los estímulos y experiencias digitales y la necesidad de retrasar el uso de teléfonos móviles hasta los 12 años para desarrollar un cerebro más resistente y ayudar a sentirse conectados a la vida.

En el ejercicio de Educación Literaria los estudiantes tuvieron que elegir entre tres opciones: La novela a principios de siglo. Pío Baroja y Unamuno; La Poesía de 1935 a 1939. Claudio Rodríguez y El teatro de 1935 a 1939. Antonio Buero Vallejo.

Las notas se entregarán a los centros educativos y publicarán el próximo 14 de julio, y los estudiantes podrán conocer su puntuación en la web www.unileon.es a partir de las 12.00 horas. El plazo de reclamaciones será de 15 a 19 de julio, y el visionado el 27 de julio.

El sexo de los juguetes o cuándo estrenar un móvil