miércoles 18/5/22

Aunque León figura últimamente en la diana de los sorteos de lotería, la mayor fortuna es gozar de buena salud. Si en la pedrea aparece una dolencia, al menos, es deseable que el sistema sanitario responda. Hoy, que se conmemora el Día Mundial de la Salud, la radiografía del sector en León muestra varias patologías: sobrecarga laboral, listas de espera y jubilaciones. Según los datos de la Consejería de Sanidad, casi 11.000 leoneses (3.891 del Bierzo) están pendientes de ser operados. El covid arrinconó el resto de enfermedades y la conversión de los quirófanos en camas UCI favoreció la bola de retraso de las cirugías que ahora se quieren aligerar con un plan de choque. El tiempo de espera para entrar a quirófano se situó a cierre de año en 5,5 meses (166 días), que se reducen a 75 días en oftalmología y se disparan a ocho meses en traumatología.

Además, la Junta de Personal de los centros de atención primaria y hospitalaria considera que la pandemia ha aflorado los años de tijera y de escasa inversión y que pospuso la urgente reforma del primer escalón asistencial, muy sobrecargado al añadir el seguimiento de casos covid, las pruebas de diagnóstico, la vacunación y el regreso a la atención presencial implementada con la telefónica. También consideran que se han puesto tiritas pero no soluciones a uno de los problemas graves: el 40% de las plantillas superan los 55 años y en tres años se jubilan 113 médicos y otros tantos enfermeros que carecen aún de sustitutos. Una situación que «podría colapsar» el sistema sanitario, según opinan.

A ello se une que algunos doctores del ámbito urbano han sufrido una presión asistencial de hasta 75 pacientes al día coincidiendo con las olas covid, lo que llevó a incentivar con 316 euros año el trabajo de tarde para dar solución a los problemas inmediatos de los enfermos. La falta de manos fue preocupante en verano y en la sexta ola y Sanidad llegó a buscar médicos con imaginación en twitter. Los puntos de atención continuada gestionaron más de 460.000 urgencias y el de Ponferrada y José Aguado siguen liderando la lista autonómica en volumen de pacientes.

Junto a las espinas también florecen las rosas. El peso del gasto sanitario en el PIB se incrementó al 7,05% del conjunto autonómico y la Consejería de Sanidad manejó 4.448 millones (un 1,9% más). El Hospital de León recibió varios premios, entre ellos, el Linde Healthcare, nueve para proyectos de enfermería en congresos o el Joaquín Albarrán para Urología. Esta auténtica ciudad sanitaria de 4.350 trabajadores gestionó 30.918 ingresos el año pasado, efectuó 32.000 intervenciones, casi la mitad ambulatorias, y atendió 537.152 consultas externas y 110.680 urgencias.

El complejo asistencial también fue el escenario de 7 millones de pruebas de laboratorio y 90.000 estudios radiológicos y de imagen, según la Junta. La gerencia de Sacyl destaca como grandes hitos en el cuidado de los leoneses la introducón de las nuevas tecnologías con un plan de 12 millones de euros. En el lado positivo destaca también que el 94,5% de la población dispone de tarjeta sanitaria, el uso en alza de la cita previa por internet y 2.100 nacimientos.

Sobrecarga laboral, jubilaciones y listas de espera lastran la sanidad provincial