martes. 31.01.2023
Las obras de la nueva terminal del aeropuerto de León deberían haber comenzado el verano pasado, de acuerdo a las previsiones iniciales de Aena, aunque de momento siguen a la espera de que sean adjudicadas nueve meses después de que fueran abiertas las ofertas económicas de las 31 empresas que han concurrido a este concurso público. El plazo de ejecución de las obras, de acuerdo al anuncio publicado en el BOE el 28 de diciembre del 2007 para su licitación, se fijó en dieciocho meses con un importe máximo de 22,3 millones de euros. La nueva terminal se ubicará al oeste de la actual, situándose entre ambos espacios un vial de acceso restringido. Contará con un planta rectangular de 110x44 metros con un módulo central y dos laterales de menor altura. La superficie en planta del edificio alcanzará los 4.840 metros cuadrados y dispondrá de dos alturas. Un vanguardista edificio en acero, madera y cristal con una estructura metálica y pórtico de arcos identificará la imagen del espacio. La primera planta estará dedicada a zona de llegadas y salidas, oficinas, cafetería, tiendas, sala de operaciones y de autoridades. Tendrá dos zonas de recogida de equipajes, cinco mostradores de facturación, dos puestos de control de seguridad y un centro de transformación. La segunda planta tiene como destino el tratamiento del tráfico doméstico, ampliando y completando la actual terminal.

Una treintena de empresas optan a la construcción del edificio
Comentarios