sábado 04.07.2020
Ferrocarril

El tren Oaris llega a León por la plataforma de la alta velocidad

El modelo de CAF realiza las primeras pruebas del ERTMS en la vía AVE y se eleva como alternativa para suplir una rama del 112
El tren Oaris 105, estacionado ayer por la mañana en la terminal de León. RAMIRO
El tren Oaris 105, estacionado ayer por la mañana en la terminal de León. RAMIRO

El Oaris 105 llegó ayer a León por la vía del AVE; y estacionó en el mismo apartado que se reserva el modelo de la conexión de la alta velocidad con la capital de España. Los detalles de esta secuencia del viaje podrían resultar irrelevantes, si no fuera porque este vanguardista modelo del fabricante CAF figura en los planes de la compañía ferroviaria para completar el servicio de viajeros entre León y Madrid. Antes de que la crisis del covid emborronara otros planes de operatividad; antes de que la crisis del covid se ofrezca como razón para replantear algunas fases y tramos de la parrilla de servicios.

El Oaris 105 entró ayer por la mañana en la estación de Adif de León por la vía de la alta velocidad y cumplió el primero de los trayectos programado para testar esta rama sobre las condiciones técnicas de la plataforma; la prueba supone en esencia, adaptar el tren a la posibilidad de circular por encima de los 250 kilómetros por hora, según los parámetros que permite el sistema de control de circulación y frenado del ERTMS, en nivel 2, tan célebre en la optimización de recursos y tiempos de trayecto en la línea León-Madrid a lo largo del último año.

Fase de pruebas

El Oaris es una de las opciones que se barajan para operar la conexión entre León y Madrid

Toda esa leyenda precede a la entrada del Oaris en la capital leonesa, que ya se manejaba en la zona de mando de la compañía ferroviaria. Porque este modelo estaba entre las cartas comodín en la partida que se abrió sobre los recursos móviles de cara a adaptarse a la liberalización del servicio de viajeros, el horizonte del nuevo modelo Avlo, la reorganización de material rodante, la reconversión de las ramas que se emplean en algunas líneas a las que no va a entrar la competencia exterior(de manos de la francesa SNCF y Trenitalia). Retirar las ramas del modelo 112 que opera la línea de alta velocidad entre León y Madrid para entra en la cadena de transformación del nuevo Avlo, en un proceso que ya se acomete en los talleres de Renfe, en Valladolid.

La operación prevista implicaba autorizar a los maquinistas de la plaza de León para el manejo del Oaris y así cerrar la posibilidad de la alternativa, que debía conducir a implantar este nuevo tren en los servicios comerciales de viajeros entre León y Madrid. Ese plan rueda al tiempo que el modelo de CAF cubrió por primera vez el trayecto entre Chamartín y la capital leonesa, con perspectivas de adaptarse a la exigencia del molde.

La transformación

Su entrada en servicio permitiría destinar otros modelos a ampliar el parque del Avlo

Renfe cuenta con una rama del Oaris 105, que se ofrece como una gran operación de recambio; un tren que entra dentro de los cánones de la elegancia y la funcionalidad según los criterios técnicos de este sector de las comunicaciones (tiene prestancia en el diseño y la operatividad) para sustituir a los 112 que van a pasar por un proceso de transformación profunda, interior y exterior, hasta salir ajustados al encaje del Avlo.

El inconveniente del cambio es que el Oaris 105 no tiene recambio; que cuando esa rama se vea obligada a pasar una revisión, deberá ser sustituida por una composición similar o equivalente a las que mueven el Alvia; como en aquel fenómeno de relevo tan discutido que se sucedió a lo largo del pasado invierno, cuando de forma repetida los S-130 realizaron los servicios contratados para el AVE.

Mientras se define y se concreta este plan de futuro, el Oaris continuará con la fase de pruebas por la línea de alta velocidad entre Madrid y León, en la que tiene más que probabilidades de llegar a convertirse en tren de cabecera.

De momento, ayer emergió un nuevo perfil, con el logotipo de Renfe en el frontal y en el lateral; estacionado en la misma vía que el 112 ha utilizado desde que hace más de cuatro años abrió a León a la alta velocidad.

El tren Oaris llega a León por la plataforma de la alta velocidad