jueves 19/5/22
La apuesta de los vecinos

Trobajo reivindica el paso de la calle Orozco para salvar la vía y liberar Párroco Pablo Díez

La plataforma por el soterramiento del tren exige la actuación, complementaria a la integración ordenada del ferrocarril

Trobajo pone el foco en el olvido con la calle Orozco, que fue plan y el tiempo disolvió por la misma razón que abandona los diseños de estructuras en León. Para rescatarlo del olvido está la plataforma por el soterramiento del tren, que emerge con fuerza como elemento dinamizador de una reivindicación vecinal que parecía narcotizada por la inacción política.

Al contrario, la presión de la asociación vecinal que pugna por una integración racional y ordenada, ajustada a las promesas, revitaliza el proyecto del paso en la prolongación de esta calle, diagonal del barrio de la Vega y la Sal.

Un paso para aliviar el tráfico que atosiga el centro de la localidad trepaliense, que acomete a diario a la travesía de la N-120 por este área metropolitana y condiciona el desarrollo y la vida apacible del núcleo urbano más poblado del área metropolitana de León.

Dos décadas después de aparecer pintado en algunos planos como la gran panacea para descongestionar el tráfico recurrente entre León y la carretera de Astorga, el paso de la calle Orozco ya tiene quien lo quiera; la plataforma por la integración va a reivindicar su construcción con la misma fuerza que el cumplimiento del plan de integración ferroviario, del que formaba parte.

La alternativa
«Párroco Pablo Díez tiene que ser el Ordoño II de Trobajo, no un puente de tren y travesía de la N-120»

Porque Orozco es esencial para evitar tráfico rodado a través del puente de Párroco Pablo Díez, que es objeto de la próxima actuación de Adif entre León y San Andrés, que tanto disgusta a la asociación que reivindica el soterramiento, y que supone demoler la estructura del puente rodado y levantar otra, recrecida, para dar soporte al paso inferior del tren según los parámetros que exige la alta velocidad con la toma de conexión a la catenaria.

«Lo que tiene que ser Párroco Pablo Díez es la arteria central de paseo de Trobajo, el Ordoño II de Trobajo del Camino, para disfrute de sus vecinos, de niños y mayores», reivindicó ayer Matías González, representante de esta plataforma vecinal que le ha dado la vuelta a todas las previsiones de Adif con la movilidad entre las dos orillas de la vía del tren en este tramo.

Salvar la vía en ese punto de continuidad por la calle Orozco cambiaría el mapa de tráfico del municipio de San Andrés, especialmente en el núcleo de Trobajo, al que asfixia a diario en ese enclave estratégico por la plataforma del Camino de Santiago; pero también modificaría los hábitos , los buenos y los malos, adquiridos en torno a la salida oeste de la ciudad, la más recurrida, la más transitada de todo el arco urbano de la capital leonesa, especialmente porque no dispone de anillo de circunvalación.

«Orozco fue una promesa y también forma parte de la reivindicación en torno a la integración del tren», defiende la plataforma por el soterramiento, que alcanza en las propuestas con el ritmo y la fluidez que le posibilitan dos meses de presencia activa, social e informativa. El paso de Orozco llevaba trazos de ser real en una época, hace 20 años, en la que León creó hasta una sociedad para meter tres kilómetros de la vía bajo tierra. Hoy, dos tercios siguen al raso.

Trobajo reivindica el paso de la calle Orozco para salvar la vía y liberar Párroco...