miércoles 22/9/21
Empleo público

La ULE oferta 31 plazas para cátedras y 63 para profesores investigadores

La bolsa de empleo de la institución académica busca «dar estabilidad» a la plantilla docente
Imagen de archivo de una investigadora en la Universidad de León. SECUNDINO PÉREZ

La oferta de empleo público de personal docente investigador de la Universidad de León para este año incluye 63 plazas para el PDI y otras 31 para ascender a catedráticos, el máxima rango de los docentes universitarios. El vicerrector de Profesorado, Miguel Ángel Tesouro, especifica que esta oferta busca «estabilizar» la plantilla docente de la institución académica, además de incorporar a profesores de otros centros. Del total de la oferta, ya hecha pública tras aparecer ayer en el Boletín Oficial de Castilla y León, Tesouro especifica que un 5% de las plazas son para personas con discapacidad, aunque si no se cubrieran pasarían a la convocatoria ordinaria.

Las 63 vacantes para PDI se reparten en 26 para profesor titular de universidad, otras cinco para esta misma categoría pero en el marco del programa I3 que busca incentivar la contratación de estos docentes investigadores tras superar el Programa Ramón y Cajal y que hayan obtenido el correspondiente certificado I3. Además, la Universidad de León también ha sacado otras 27 plazas para profesores contratados doctor y otras cinco, también dentro del plan I3, para esta misma categoría.

Experiencia previa
Diez de las plazas para PDI exigen a los aspirantes haber superado el programa Ramón y Cajal

Tesouro explica que cumpliendo con los requisitos de la tasa de reposición, la convocatoria para catedráticos de este año es de 31, ya que tiene que ser, como máximo, la misma que la de profesor titular de universidad. A mayores, el responsable de la plantilla de profesores de la institución académica leonesa concreta que Hacienda —que regula estas convocatorias públicas— concedió finalmente a la Universidad de León una plaza más en la categoría de PDI una vez que ya estaba lanzada la convocatoria, por lo que esta vacante se guardará para los próximos procesos.

La oferta para los catedráticos, como incide Miguel Ángel Tesouro, permite a la institución académica leonesa aliviar por fin el tapón que se había producido a partir de 2012, cuando se limitó la tasa de reposición y se frenó la promoción a la máxima categoría universitaria a los docentes leoneses. Ahora, tras esta última convocatoria, la bolsa de los profesores acreditados a cátedra queda vacía, esperando a nuevas jubilaciones y que los que vayan cumpliendo los requisitos que exige la normativa logren la acreditación correspondiente.

«Con esta convocatoria los titulares pasan a nuevo rango, pero también, si no se cubren las vacantes, permitirá que vengan profesores o investigadores de otras universidades», incide el vicerrector del área, Miguel Ángel Tesouro, para añadir que también da estabilidad a los asociados y a los ayudantes doctor para consigan una plaza fija en la institución académica leonesa, ya que los contratos de los que parten son temporales.

La ULE oferta 31 plazas para cátedras y 63 para profesores investigadores
Más en esta sección
Comentarios