viernes 27/11/20

La Universidad idea un plan de vigilancia epidemiológica y refuerza la red virtual

El sistema de actuación del próximo curso compromete ayudas para acabar con la brecha digital
La Universidad ya puso en marcha durante la Ebau un protocolo de seguridad para hacer los exámenes con todas las garantías. MARCIANO PÉREZ
La Universidad ya puso en marcha durante la Ebau un protocolo de seguridad para hacer los exámenes con todas las garantías. MARCIANO PÉREZ

La Universidad de León, «consciente del escenario en el que puede desarrollarse el próximo curso», además de las medidas de distanciamiento social, el uso de mascarillas y el lavado frecuente de manos, ve «necesario» que estas pautas de comportamiento se acompañen de «un buen sistema de vigilancia epidemiológica para la detección y aislamiento de las fuentes de infección», también de sus contactos, y para garantizar la asistencia a los enfermos.

Ante el nuevo escenario, la ULE, que ayer celebró su consejo de gobierno por videoconferencia, ha elaborado un protocolo de control frente al Covid-19, que «permitirá dar una respuesta rápida para la identificación, manejo y seguimiento de los posibles casos de infección por SARSCoV-2 que puedan darse en la comunidad universitaria», explicaron a través de una nota de prensa. El sistema «facilitará la coordinación con las autoridades sanitarias», añadieron.

El peor escenario
La Universidad garantiza el desarrollo de las clases incluso si se decreta otro confinamiento

La ULE también aprobó en ese encuentro telemático el plan de actuación para adaptar la docencia a la nueva normalidad. «Parte de la hipótesis de que en el próximo curso habrá dos escenarios posibles: el primero, en el que bajo la situación de alarma sanitaria se pueda impartir la docencia de forma presencial, respetando todo lo que las autoridades detallen en cada momento; y un segundo escenario extremo, en el que la situación sanitaria obligue a un nuevo confinamiento», señalaron.

El objetivo, prosigue el comunicado, «es establecer toda una serie de medidas y procedimientos que proporcione a los alumnos y profesores de la Universidad de León las herramientas y los recursos que permitan desarrollar la actividad docente de la forma más parecida a como se haría sin esta situación de alarma sanitaria».

Su implantación contempla una estrategia de digitalización reforzada, que «implica una mejora del equipamiento informático y de las redes telemáticas, una capacitación del profesorado en el uso de la comunicación digital y una ayuda de la administración universitaria para la conectividad adecuada del conjunto de los estudiantes con el fin de que ningún alumno quede en desventaja por la persistencia de la brecha digital», comprometieron.

En lo referente a los convenios de colaboración de la institución académica con otras entidades y organismos, hay que destacar que se aprobaron acuerdos específicos con los ayuntamientos de Astorga, La Bañeza, Villafranca del Bierzo y la Fundación CelloLeón, que tienen que ver con la realización de distintos cursos de carácter presencial incluidos en la oferta estival de la ULE.

Dentro del ámbito educativo, también recibieron el respaldo de los miembros del consejo los acuerdos específicos de colaboración con ILEX2003, el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de León y la Promotora Española de Lingüística, que «posibilitarán la impartición de diversos títulos propios de Experto y de Máster». Y en materia de Investigación, se firmaron otros dos convenios de colaboración de la ULE con Asprona Bierzo y la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen).

La Universidad idea un plan de vigilancia epidemiológica y refuerza la red virtual
Comentarios