lunes. 05.12.2022

El problema en la Comisión de Seguimiento celebrada en el mes de febrero y e Miteco se reunió con las 4 Confederaciones afectadas (Miño-Sil, Duero, Tajo y Guadiana) para analizar el problema y buscar soluciones. Desde el principio se dieron cuenta de que las mayores dificultades estaban en el Duero y el Tajo. A lo largo del verano, los dos países mantuvieron reuniones periódicas cada 15 días, en las que España intentaba convencer a Portugal de la dificultad de poder cumplir con las condiciones establecidas, dada la grave sequía que ambos países estaban sufriendo.

Cuando se iniciaron las negociaciones después de la sequía de 2017 Portugal no era partidario de modificar el convenio, pero ahora muestra predisposición por dialogar.

El país vecino quiere que el agua que les corresponde se aporte de una forma más modulada y no de golpe, tal y como sucedió en el último mes. En este aspecto también se encontraron con la oposición de los eléctricos, porque tenían previsto otro régimen de vaciado.

A finales de noviembre o primeros de diciembre se reunirá de nuevo la Comisión y la intención de España es que el convenio se modifique y se adapte a la situación climática actual, valorando positivamente las propuestas aportadas en el escrito dirigido por Ferduero a la Vicepresidenta. De todas ellas, donde ven más oposición de Portugal sería en la reducción del agua a aportar.

El agua debe llevar a lo largo de todo el año y no solo en septiembre
Comentarios