miércoles. 29.06.2022
undefined
La maquinaria pesada despeja la Ruta del Cares. CAMPOS
La retirada de rocas en la Ruta del Cares avanza con el trabajo de la maquinaria desplazada hasta el lugar donde el pasado mes de febrero se produjo el grave desprendimiento que dejó intransitable el trazado. El canal del Cares ya está prácticamente limpio y se está terminando de despejar el acceso. El argayo causó importantes daños en el canal del Cares, una obra de infraestructura hidráulica construida hace más de un siglo y con la que se surte la central de Caín. Las estimaciones apuntan a que la ruta esté transitable en unos días, aunque hay que asegurar la zona para evitar nuevos desprendimientos.

El último corte de la senda se produjo en enero de 2019, cuando un temporal de lluvia y nieve produjo varios argayos que cortaron la senda desde Poncebos y en las proximidades de Caín donde se registró la caída de varias piedras de gran tamaño. Anteriormente, en 2018, dos aludes de grandes dimensiones obligaron a cerrar la ruta. Además este mismo años una mujer del País Vasco se despeñó al sufrir una caída en las inmediaciones de la Pasarela de los Martínez, a unos cuatro kilómetros de Caín. 

undefined
Centenario canal que lleva el agua del Cares desde Caín hasta Poncebos. CAMPOS

Un derrumbe de tierra y rocas cortaba un tramo de la Ruta del Cares en la zona de Coliembro, a unos cinco kilómetros de Poncebos, en la vertiente asturiana del Parque Nacional de Picos de Europa, por lo que quedó cortado el paso para los excursiones, según informó el 112 de Asturias en su cuenta de Twitter.

La dirección de este espacio protegido, que comparten León, Asturias y Cantabria, está dedicando personal trabajando en la reparación y el paso, que comunica con la localidad leonesa de Caín, y aclaró que el camino, de 12 kilómetros, permanecerá cerrado hasta que esté plenamente reparado.

El último corte de la senda se produjo en enero de 2019, cuando un temporal de lluvia y nieve produjo varios argayos que cortaron la senda desde Poncebos y en las proximidades de Caín donde se registró la caída de varias piedras de gran tamaño. 

La entrada de las máquinas en el canal destruido del Cares exhibe la magnitud de la obra