miércoles 12/8/20
Villablino

El Ayuntamiento reclama a la Junta que se haga cargo del patrimonio minero

El suelo y los pozos están sin aprovechar porque no se venden en las subastas
Las instalaciones del Pozo María están completamente abandonadas. MARCIANO PÉREZ
Las instalaciones del Pozo María están completamente abandonadas. MARCIANO PÉREZ

El Ayuntamiento de Villablino ha solicitado a la Junta de Castilla y León que adquiera el suelo industrial, naves industriales y el patrimonio minero de la comarca pertenecientes a la empresa Coto Minero Cantábrico (CMC) y que están en proceso de subasta para darle una «segunda vida» según señaló el alcalde del municipio, Mario Rivas.


La iniciativa ya ha sido presentado en las Cortes de Castilla y León, a través del grupo socialista mediante una Proposición No de Ley (PNL). «Lo llevamos en nuestro programa electoral y también estaba plasmado a nivel autonómico», destacó el alcalde quien ha tomado esta medida al ver como tras varios procesos de subasta, los bienes mineros no se adquieren y se quedan en un limbo sin posibilidad de ser aprovechados. «Pretendemos que la Junta adquiera ese suelo y esas naves como propias para que puedan ofertarlas a las empresas que se quieran establecer en el municipio», aseveró el regidor lacianiego.

 

Rivas señaló que ya están trabajando con la Junta para ver las posibilidades que podrían tener y cuyo objetivo es «que la Junta tenga suelo industrial y lo pueda ofertar a las empresas que quiera instalarse en la comarca» como pasa en otras zonas. El alcalde recuerda que el municipio dispone de un polígono industrial «muy pequeño» con parcelas con apenas 1.000 metros cuadrados y con unas naves de 150 metros cuadrados y que disponer de más suelo es esencial para que pueda crecer industrialmente la comarca.

 

Respecto al patrimonio minero, el alcalde señala que hay dos infraestructuras de valor en la comarca. Uno sería el Pozo María ubicado, en Caboalles de Abajo, y el otro el Pozo Calderón, en la pedanía de Orallo. «Ambos han pasado sin éxito por diferentes procesos de subasta», destacó Rivas por lo que piden que sea la administración autonómica la que se haga cargo de las instalaciones para después ver ver las posibilidades de gestión «compartida o propia por parte del Ayuntamiento» que ofrecen los conjuntos industriales ya que el consistorio «no tiene ninguna posibilidad de compra». Para este patrimonio las intenciones del Ayuntamiento serían preservarlo y darle un uso exclusivamente turístico.

 

Para terminar, Mario Rivas explicó que para apostar por una transición «de verdad» y que las empresas apuesten por quedarse se tiene que ofertar suelo industrial en nuestra zona, recordando que hace un tiempo, desde la consejería, señalaron que el suelo industrial propiedad de la Junta estaría disponible al 50 por ciento» y «en esta misma línea de actuación querríamos trabajar».

 

Ya en el año 2018 el Ayuntamiento de Villablino había marcado tres propuestas claras sobre el patrimonio minero lacianiego para el mapa de las cuencas en riesgo o declive dentro de la Comunidad y que llevaría a cabo la Junta de Castilla y León y el sindicato de UGT, que pasaba por mostrar el aprovechamiento turístico de los castilletes mineros, y el proyecto denominado La Mina en Vivo, con la que se pretende hacer visitable una explotación minera en la pedanía lacianiega de Caboalles de Arriba

 

La administración concursal de Coto Minero Cantábrico comenzó con la subasta pública de los bienes que se encuentran pendientes de enajenación, conforme al plan de liquidación judicialmente aprobado el pasado 2018, concretamente en el mes de julio, a través de la página subastacotominero.com en donde se puede realizar las pujas, mediante un registro previo como usuario, y tras la compra materializarla mediante notario. Los bienes objeto de subasta se publican periódicamente en dicha página web junto con el plazo de duración establecido. Una página en donde se facilita la información de los activos de manera pormenorizada, fijandos el precio de salida bajo el criterio de la administración concursal en cada caso.

El Ayuntamiento reclama a la Junta que se haga cargo del patrimonio minero