lunes 26.08.2019

El campo leonés recibe desde hoy las indemnizaciones por la sequía

El campo leonés recibe desde hoy las indemnizaciones por la sequía

ana b. vázquez | león

Los agricultores leoneses comienzan hoy a cobrar las indemnizaciones del seguro agrario por la sequía según informa el director de la Delegación Noroeste de Agroseguro Ramón Martín.

Las comarcas de Tierra de Campos, Astorga y La Bañeza son las más afectadas y las que, por tanto, recibirán una mayor retribución. La cuantificación total de las indemnizaciones ronda los dos millones de euros. La organización comenzó el pasado lunes a otorgar primeras indemnizaciones en la provincia de Ávila por ser la zona más afectada por el déficit hídrico.

La ausencia de precipitaciones y las fuertes lluvias posteriores dejaron en la provincia un total de 35.000 hectáreas siniestradas, de las cuales 31.500 fueron de cereal de invierno y leguminosa y 3.000 de girasol. Las pérdidas en secano afectaron aproximadamente al 35,8 por ciento de la cosecha. La producción de trigo se quedó en un 73 por ciento del promedio de los últimos treinta años mientras que para la cebada fue del 83 por ciento.

A las pérdidas producidas por la sequía se añaden las ocasionadas por la tormenta de pedrisco que tuvo lugar a principios del mes y que arruinó aproximadamente 22.500 hectáreas. «Aún hay que esperar para ver si hay más daños» asegura el director, que calcula que «en un mes esté todo cuantificado».

El cereal de invierno y el maíz fueron los cultivos más perjudicados por la tormenta con 9.000 hectáreas siniestradas. La próxima semana un grupo de más de diez trabajadores comenzará con la peritación de la judía seca, que se estima 1.400 hectáreas siniestradas, la leguminosa, la remolacha, la patata y el viñedo.

«Valderas, Sahagún y Gondoncillo son las tres zonas que se han visto más afectadas por estas tormentas y las que recibirán una mayor ayuda», asegura Ramón Martín.

En un año agrícola que se presentaba malo para el secano, los agricultores de regadío tenían puestas sus esperanzas en unas reservas de agua excepcionales por el importante nivel de reservas que presentaban los pantanos al cierre del último año hidrológico y por las copiosas lluvias del otoño y primera parte del invierno, además de una buena nascencia de los cultivos. No obstante, las lluvias de julio y la tormenta del lunes pasado restarán producción en una importante extensión de cultivos.

El campo leonés recibe desde hoy las indemnizaciones por la sequía