viernes 22/10/21
Matanza de los Oteros

La Cañamona, más de cuatro siglos de arraigada tradición

El presidente de la Diputación, Eduardo Morán, fue el pregonero de la fiesta. DL

Los hijos de Matanza de los Oteros llevan escrito en su alma una fiesta que nació hace más de cuatro siglos. Desde 1595 llevan celebrando la fiesta de La Cañamona, que así llaman a su Virgen Patrona; la del Rosario, cuya imagen, según cuenta la leyenda apareció entre unos cañaverales. De ahí su nombre.

Ayer tuvo lugar uno de los actos más tradicionales, el reparto de avellanas a las puertas de la casa de la mayordoma, la Señora Rodríguez, que una vez más reunió a decenas de personas.

Las fiestas arrancaron el viernes con el pregón inaugural a cargo del presidente de la Diputación, Eduardo Morán, quien destacó el tesón de «matanzinos y matanzinas» en mantener una fiesta que nació cuando en España «reinaba Felipe II». Morán aprovechó para revalidar su compromiso con el medio rural y reiteró los retos de la Diputación para la llegada de las nuevas tecnologías a los pueblos y del servicio de extinción de incendios. «Para que la bendición de vivir en los pueblos no se convierta en la maldición» por no tener los mismos servicios que en las zonas urbanas.

Las fiestas terminan el martes.

La Cañamona, más de cuatro siglos de arraigada tradición