jueves 19.09.2019
boñar

Cañete pide más precaución para evitar muertes como la del lobo de Picos

El ministro atribuye el error a que el GPS del cánido no emitía al terminar su vida. . útil.

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, pidió ayer que se extreme la precaución para evitar que se repitan episodios como la muerte por disparos de un lobo en el Parque Nacional de Picos de Europa, que formaba parte de un estudio de seguimiento de la fauna autóctona.

Así se expresó Arias Cañete en una rueda de prensa recogida por Efe para la presentación del Perfil Ambiental de España 2011, tras ser preguntado por la muerte de un lobo, llamado Marley, que formaba parte desde el 29 de octubre de 2011 de un estudio de seguimiento de cánidos en el Parque Nacional.

Según el ministro, en el Parque Nacional Picos de Europa podría haber una población de seis manadas formadas por entre cinco y nueve lobos cada una.

«Es una población relativamente alta que incide en la actividad ganadera y eso se combate de varias formas; mediante la retirada de camadas, mediante aguardos -caza al acecho- con arma de fuego o mediante batidas con arma de fuego», explicó. La dirección del Parque propuso la retirada de camadas en los grupos de Cabrales-Tresviso y en Lagos de Covadonga. El titular de Medio Ambiente, indicó que el control se realizó mediante batidas y en Asturias mediante aguardo.

Así, el 21 de agosto se abatió a un lobo que tenía un collar de marcaje «que no emitía porque había sobrepasado su vida útil». «Tenemos que extremar la precaución para que no se vuelvan a repetir» estos episodios, pidió Cañete. Cañete recordó que todas las especies de un parque nacional están protegidas, pero añadió que en Picos hay también una actividad humana y ganadera muy importante que «hay que hacer compatible».

El Parque Nacional abonó en 2011 algo más de 149.000 euros a la empresa Tragsa para el estudio Seguimiento de manejo de fauna en el Parque Nacional de los Picos de Europa 2010-2012. Y a la empresa Arena, S.L., 125.000 euros para la realización de la asistencia técnica denominada Seguimiento de las Poblaciones de cánidos en el Parque Nacional de los Picos de Europa. También el parque abonó en 2010 y 2011 más de 114.000 euros por el estudio sobre la seguridad controlada, el radiomarcaje y el seguimiento satelital de lobos.

Los grupos ecologistas asturianos denunciaron que esta muerte evidencia que los controles de la población esta especie se hacen sin ningún criterio por personal no especializado.

Cañete pide más precaución para evitar muertes como la del lobo de Picos