viernes. 01.07.2022

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, ha reivindicado este jueves la "indiscutible" relevancia del cultivo de la remolacha en Castilla y León, "esencia de la agricultura de la Comunidad Autónoma", con un total de 2.153 cultivadores y unos 1.300 trabajadores en la industria, lo que supone en su conjunto, 4.200 empleos directos "y otros muchos indirectos".

Carnero ha recordado asimismo que se trata de un sector joven, ya que el 17,5 por ciento de los cultivadores de remolacha son jóvenes agricultores, por lo que ha insistido en la importancia de defender este sector "como generador de riqueza y desarrollo sostenible para el mundo rural".

Superficie sembrada

A esto ha añadido que la superficie sembrada esta campaña en Castilla y León ha aumentado en más de 1.000 hectáreas --ha pasado en concreto de las 18.087 hectáreas del año pasado a las 19.140 de 2021-- y ha animado a los remolacheros a seguir apostando por este "tradicional" cultivo para que crezca y vaya a más en el actual reto de diversificación de cultivos y de la agricultura verde.

Según ha recordado el consejero, la Junta de Castilla y León ha propuesto, en el marco de desarrollo del Plan Estratégico Nacional de la PAC, ahora en elaboración, intervenciones territoriales de medidas de desarrollo rural que han permitido incluir en el epígrafe de medidas agroambiente y clima una nueva ayuda dirigida "expresamente" a los cultivos agroindustriales sostenibles y de remolacha azucarera.

Cultivo de gran tradición

El objetivo de esta ayuda agroambiental es contribuir al mantenimiento de "este cultivo de gran tradición en la agricultura de Castilla y León", fomentar su gestión sostenible y contribuir de forma directa a la mitigación del cambio climático, "puesto que la remolacha azucarera destaca por ser uno de los cultivos con mayor

capacidad de fijación de CO2 atmosférico", con más de 36 toneladas por hectárea como ha constatado un reciente estudio llevado a cabo por el Itacyl.

Carnero ha vuelto a cargar contra la campaña del ministro de Consumo, Alberto Garzón, denominada 'Hijos del azúcar' y destinada a concienciar sobre los efectos del consumo excesivo de azúcares, por tratarse, a su juicio, de "un nuevo ataque injustificado al sector" ya que "vuelve a culpabilizar a un único producto del problema de la obesidad en España perjudicando a un colectivo que se encuentra en un proceso de recuperación tras la desaparición de las cuotas de la UE".

El consejero ha insistido además en que el sector remolachero-azucarero genera una "destacada actividad económica" en la España de interior.

Jesús Julio Carnero ha visitado este jueves las instalaciones de la cooperativa Acor en Olmedo (Valladolid) en el marco de la campaña que comenzó el 4 de octubre y que ha recibido ya 490.000 toneladas de remolacha tipo con un volumen medio de entrada de 12.307 toneladas al día tras un rendimiento medio de 104 toneladas por hectárea.

Según ha recordado también, Acor ha aprobado asumir el coste de la carga con cargador limpiador de la remolacha (1,5 euros por tonelada), en la próxima campaña 2022-2023 "como una nueva medida para incrementar el atractivo del cultivo entre los socios que, de este modo, tendrán garantizados unos ingresos de 45,5 euros por tonelada".

Momentos complicados

El consejero ha reiterado su felicitación y agradecimiento al Consejo Rector de la cooperativa "por un sobresfuerzo en estos momentos tan complicados" desde el convencimiento de que con la medida aprobada por Acor, "una de las cooperativas más importantes de la Comunidad Autónoma", el agricultor remolachero podrá asumir "con algo más de margen" el incremento generalizado de los insumos en el sector primario, en especial los referidos al coste eléctrico, el gasóleo y los fertilizantes.

De este modo, ha resumido, los socios de Acor alcanzarán en la campaña actual unos ingresos mínimos de 45,8 euros por tonelada de remolacha tipo (44 euros y la aportación por la compra de la semilla) y unos ingresos mínimos en la siguiente campaña, 2022-2023, de 45 euros

por tonelada de remolacha tipo y de 45,5 euros si la carga la realizan con cargador limpiador de la remolacha en campo.

Vídeo | Carnero reivindica la "indiscutible" relevancia de la remolacha en la Comunidad