lunes 23/5/22
undefined
Ejemplares de cabra montés en la montaña de León. C. M.

Un cazador ha puesto una reclamación ante la Junta Consultiva de la Reserva de Riaño porque considera que otro cazador abatió un macho cabrío A1 en el valle de Anciles por el que él pago 17.000 euros en la subasta realizada hace unas semanas en el salón de plenos de Riaño. La suya fue la única pieza de estas características subastada, por lo que considera que él era el único cazador con derecho a abatirla. El alcalde de Riaño, Fernando Moreno, ha señalado que este cazador se enteró que en el día anterior de la subasta se había cazado una cabra montés A1 por otra persona que iba acompañada de un peón especialista de montes de la Reserva de Caza.

Según Moreno, el reclamante entendía que "con un permiso inferior al suyo habían cazado una pieza igual que la que él había adquirido en la subasta por 17.000 euros", ya que  de haberlo sabido "no hubiera pagado ese precio". Se da la circunstancia de que, según el regidor, este cazador conocía a este animal "ya que tenía videos y lo había fotografiado y por eso pagó ese precio".

"Nadie esperaba que se estuviese cazando una pieza del año anterior", como en realidad ocurrió. Ante la reclamación, el Ayuntamiento de Riaño se puso en contacto con el personal de la Junta de Castilla y León que había hecho el rececho y “nos señalaron que el año pasado también se había subastado un macho montés A1 que no se cazó por motivos de la pandemia". La Reserva Regional de Caza remitió un nuevo permiso al cazador del año pasado, que fue quien abatió una cabra montés de tipo A1 "de forma legal este año”, según Moreno, quien recordó que eso sucede habitualmente ya que si por un motivo justificado el cazador no puede asistir, la reserva de caza habilita nuevas fechas para que se vaya a recechar.  

La reserva presentó al Ayuntamiento tanto el permiso como las cuotas complementarias donde se recoge los datos del tipo de rececho que se ha realizado y la puntuación del animal. Esos puntos son los que se tienen que cobrar a mayores al cazador sobre el precio de la subasta. “Tuvimos acceso a esos documentos de manera inmediata", aseveró. Desde el Ayuntamiento consideran que puede haber caído en un error dado que "ha pensado que solo había una cabra montés tipo A1". "Pagó 17.000 euros y tendrá que pagar a mayores la cuota complementaria que pueden ser otro tanto o más", afirmó el alcalde.

Hace unos años un cazador ruso pagó por la cabra 30.000 euros y luego por puntos tuvo que pagar otros 30.000 euros. Las juntas locales son las beneficiarias de estos permisos. El 85% se ingresa a las entidades locales y el 15% va para el fondo de gestión de la reserva de caza. Actualmente el Ayuntamiento de Riaño y las juntas vecinales de Riaño y Burón tienen permisos en vigor para la caza de cabra montés. Normalmente cuando un cazador en un rececho abate un ejemplar de mayor puntuación que lo que ha pagado en la subasta, ese animal se le retira. Puede suceder porque el animal se ha atravesado, por ejemplo. Luego continúa el rececho para buscar una pieza acorde a lo que ha pagado.

Por su parte, el cazador que adquirió el derecho a cazar la pieza en la última subasta asegura que no ha presentado ninguna reclamación de forma oficial. 

 

Un cazador denuncia que le han abatido una cabra montés en Riaño por la que pagó 17.000...
Comentarios