sábado 21/5/22

Tras varios meses de zozobra el pasado viernes, 29 de abril, llegaron las máquinas a Urdiales del Páramo para reparar la torre de la iglesia. El edificio se salva así de la idea inicial de derribarlo en su totalidad tras el derrumbe de parte del mismo el pasado 24 de enero. Después de la presión vecinal y de varias reuniones entre el Obispado de León (propietario del mismo), el Ayuntamiento, la Junta de Castilla y León, vecinos y parroquianos, finalmente la diócesis decidió acometer su consolidación con una inversión de 109.181 euros.

Como se ha señalado, todo ocurrió el 24 de enero cuando a primera hora de la tarde se oyó un estruendo en el pueblo. Al acercarse, los vecinos se dieron cuenta que se había venido abajo parte de la torre. En la primera impresión ocular, los técnicos municipales y del obispado se decantaron por derribar todo elo inmueble de manera controlada porque amenazaba con caerse de manera inminente.

Comenzó entonces una presión vecinal para «salvar la torre». Ante esta situación, el 10 de febrero, convocados por mel Obispado, tuvo lugar una reunión en la que estuvieron presantes de la diócesis, el Ayuntamiento, la Junta de Castilla y León, la parroquia y varios vecinos de la localidad. Allí se decidió «valorar ejecutar un proyecto de intervención que permita recuperar la torre y el campanario». Comenzaba a descartarse el derribo total.

En menos de dos meses y tras un estudio técnico en profundidad, el obispado decidió reparar la parte dañada y reforzar el apoyo donde se asienta el campanario. Así, la administración diocesana presentó el ‘Proyecto de Ejecución de la Consolidación de la Torre de la Iglesia de Urdiales del Páramo’.

En dicho proyecto se explica que la torre está compuesta por un muro de tapial que, en su día, fue revestido por otro de ladrillo sin ningún tipo de atadura entre ambos. Según refleja el proyecto, el derrumbe del 24 de enero sólo afectó al revestimiento de ladrillo sin daños significativos en el muro de tapial, aunque sí se vio afectado el asiento del campanario.

Las obras que ya están en marcha pretenden subsanar todas las deficiencias reconstruyendo la parte de ladrillo que se vino abajo por un efecto de pandeo cosiéndolo con varillas roscadas al muro de tapial y consolidando el campanario.

Comienzan las obras de consolidación de la torre de Urdiales del Páramo