martes. 05.07.2022

Denuncian que Saavedra Power explota sin permiso las canteras de Soto y Amío

Los pedáneos advierten: «Cualquier día habrá una desgracia y la responsable será la Junta»
                      Imagen de la balsa creada por la arenera en Villaceid. FERNANDO OTERO
Imagen de la balsa creada por la arenera en Villaceid. FERNANDO OTERO

El pedáneo de Villaceid, Jesús Álvarez Rodríguez, ha denunciado ante la Guardia Civil que la empresa Saavedra Power ha comenzado a explotar las areneras de Soto y Amío sin contar ni con licencia medioambiental ni con permiso de obras. La denuncia, que se interpuso este martes, expone que, ante la petición de que abandonaran la arenera por parte del alcalde, dos empleados de la citada empresa aseguraron que ellos trabajaban por orden del encargado y del jefe del departamento técnico de Saavedra Power, Santiago Alfageme y José Manuel Vega Vega, respectivamente. Hay que subrayar que José Manuel Vega Vega es funcionario de la Junta y actuario de la administración ante la arenera.

Las dos balsas que se encuentran en Soto y Amío y en Villaceid —en la reserva de la Biosfera de Omaña y Luna— comenzaron a ser explotadas hace más de 30 años por una empresa llamada Aricalsa. Los vecinos afectados declaran que su gestión siempre estuvo marcado por la controversia. «Nunca respetaron los límites permitidos de explotación y, además, se bombeó bajo de la capa freática, lo que provocó la aparición de un embalse en el que se fueron acumulando los vertidos», destacan. Las dimensiones de ambas areneras fueron aumentando con el paso de los años y, en la actualidad, se sitúan en algunos casos a 50 metros de las viviendas.

El origen de la polémica está en la quiebra de Aricalsa, tras lo cual Saavedra Power quiso comenzar a explotar las canteras abandonadas por ésta. Ayer mismo, el propio José Manuel Vega acudió a la explotación para, según han declarado fuentes de la Junta, entregar a la Guardia Civil «una copia de la resolución de Industria en la que se especifica que los trabajos de Saavedra Power no tienen que ver con la explotación de la arenera sino con la seguridad del recinto y el mantenimiento del mismo». Según las mismas fuentes, este actuario del servicio territorial de Economía e Industria va cada semana a la arenera para comprobar que no se está explotando. «En base a una de esas inspecciones, se constata un deterioro parcial en la zona perimetral por lo tanto se emite una resolución a la empresa Aricalsa para que lo arregle. Y esos trabajos son los que se han realizado recientemente. Tras la denuncia del pedáneo de Soto y Amío, hoy (por ayer) ha ido el técnico de la Junta nuevo y se ha reunido con los dos presidentes de las juntas vecinales y les ha puesto al día de la situación, que han comprendido perfectamente».

Sin embargo, Jesús Álvarez Rodríguez rechaza las declaraciones anteriores y recuerda que la protección para la balsa de las areneras las puso la propia Junta Vecinal después de que la orden de la Junta del mes de septiembre —que daba 15 días de plazo para cumplir las exigencias—a la empresa nunca se cumpliera. «Lo hicimos para que no hubiera una desgracia», destaca el pedáneo, que añade que lo que trataban de hacer en realidad los dos trabajadores de Saavedra Power —no de Aricalsa— era ampliar las delimitaciones de la cantera, en algunos casos incluso en propiedades privadas de los vecinos.

Por todo ello, Jesús Álvarez Rodríguez explica que interpondrá una denuncia en los juzgados contra la empresa, así como en Confederación Hidrográfica del Duero.

El alcalde pedáneo, que asegura que ayer nadie les convocó a reunión alguna, denuncia que ya en una ocasión, los representantes de Saavedra Power le advirtieron de que buscarían una «artimaña» para sacar arena mientras el juez resolvía el caso.

Este periódico intentó ayer ponerse en contacto con el jefe del Servicio de Industria, Fernando Bandera, con el fin de aclarar la polémica.

La Junta Vecinal de Soto y Amío ha lamentado que la alcaldesa del municipio, Ana Arias, no ha querido saber nada de este conflicto a pesar de las reiteradas demandas de los vecinos.

«Cualquier día va a haber una desgracia y la responsable será la Junta», manifiesta Jesús Álvarez Rodríguez.

Y es que la situación, según advierte, pone en peligro la integridad de los ciudadanos de ambos pueblos, razón por la cual ha solicitado en numerosas ocasiones a la Junta de Castilla y León que ejecute los avales para la restauración de los terrenos en los que se explotaron las areneras. Destaca en sus misivas a la administración que en fecha de 3 de julio de 2019, la junta vecinal ya acudió a la Dirección de Energía y Minas para advertir de que las instalaciones habían comenzado a ser utilizadas por particulares para todo tipo de actividades no relacionadas con la actividad económica «y que pueden suponer un grave peligro físico». «La cantera no se ha restaurado y tiene pozos abiertos de enorme peligrosidad», manifiesta el alcalde pedáneo.

La Junta Vecinal de Villaceid ha interpuesto varios escritos de denuncia en el Servicio Territorial de Industria por la ocupación ilegal que pretenden en sus terrenos.

Denuncian que Saavedra Power explota sin permiso las canteras de Soto y Amío
Comentarios