lunes 16/5/22

Los embalses leoneses de la cuenca del Duero ganan casi 200 hm3 en dos semanas

Las lluvias y el deshielo provocado por un inusual aumento térmico dejan los pantanos casi al 65% de su capacidad

Las lluvias de las últimas horas, las caídas al principio de las navidades y el deshielo producido por el inusual aumento de las temperaturas de estos días, está dejando unos recursos hídricos muy bien recibidos por los embalses leoneses de la cuenca del Duero.

Los cuatro pantanos de esta demarcación suman actualmente 841,2 hectómetros cúbicos y les sitúa a 455 del lleno total (1.296 hm3 . Fue el pasado 15 de diciembre cuando Villameca, Barrios de Luna, Porma y Riaño comenzaron a ganar agua al sumar los 666,7 hm3.

De esta forma, las reservas de agua superan a la media de los últimos diez años, situada en los 660,3 hm3 y aunque todavía está lejos de la cantidad almacenada el año pasado por estas fechas, cuando se rondaba lo 930 hm3. La buena noticia es que se espera que el nivel aumente en los próximos días ya que las previsiones apuntan a cuantiosas lluvias en las próximas horas.

En el pantano de Villameca, con una capacidad de 20 hm3, las reservas se encuentran al 36,8 por ciento con 7,4 hm3.

En los Barrios de Luna, con 308 hm de capacidad, el pantano acumula 173,3 hm3, un 56,3 por ciento del total.

Más agua tiene el Porma, que acumula 212,2 de los 3170 hm3 posibles, lo que supone el 66,9 por ciento de su capacidad.

Por último, Riaño, que tiene una capacidad de 651 hm3, acumula actualmente 448,4, un 68,9 del total.

Por lo que se refiere a la reserva hídrica de España, esta continúa en ascenso y se sitúa en el 43,7 % de su capacidad, un punto por encima de los niveles de la semana pasada, con un total de 24.545 hectómetros cúbicos.

Los últimos datos ofrecidos por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) reflejan que el agua embalsada en este país ha aumentado desde la semana pasada en casi todas las cuencas, si bien la del Guadalquivir se encuentra todavía por debajo del 30 % de su capacidad, al 28,2 %.

Las cuencas internas del País Vasco (al 100 %), la del Cantábrico Oriental (84,9 %) y la de Tinto, Odiel y Piedras (72,1 %) son las que mejores porcentajes ofrecen.

Las precipitaciones han sido escasas en la vertiente Atlántica y prácticamente nulas en la vertiente Mediterránea; la máxima se ha producido en Santiago de Compostela con 39 litros por metro cuadrado.

El año hidrológico cerrado se inició con unas reservas en los embalses gestionados por la CHD de 1.334 hm3 (el 46,4%) (1 de octubre de 2020), un valor claramente superior al habitual.

Las entradas a los embalses durante el año hidrológico han sido un 8% superiores a la media de los últimos diez años. Las aportaciones fueron muy importantes durante el otoño de 2020 y el invierno de 2021, pero claramente inferiores durante la primavera y el verano de 2021. Esto dio como resultado un valor de 1.185 hm3 embalsados (el 41,2%) al fin del año hidrológico (30 de septiembre de 2021).

El máximo volumen almacenado se dio el 19 de mayo de 2021, con 2.458 hm3 embalsados (el 85,4%).

Los embalses leoneses de la cuenca del Duero ganan casi 200 hm3 en dos semanas
Comentarios