viernes. 07.10.2022
Ayudas y sostenibilidad ambiental

El Gobierno incluye la rotación de cultivos y el pastoreo entre los ecoesquemas de la PAC

La propuesta ministerial de nueve líneas de trabajo se debate con las comunidades autónomas y se cerrará en abril

Aquellos agricultores que quieran ir más allá en sus prácticas agrícolas desde el punto de vista medioambiental recibirán mayores apoyos. Esta es la visión que se propugna en la PAC post 2020 y que se traducen en los ecoesquemas que el Ministerio de Agricultura y Ganadería ha propuesto a las comunidades autónomas para definir la nueva PAC, entre los que se incluyen prácticas como el pastoreo o la rotación de cultivos. Son dos de las nueve líneas de trabajo que están aún abiertas a la negociación pero en las que se basarán aquellas ayudas vinculadas a la sostenibilidad ambiental, que supondrán al menos el 20 de los pagos directos a partir de 2023.

El diseño definitivo se cerrará en la Conferencia Sectorial monográfica que se celebrará en primavera sobre el modelo de aplicación de la PAC, y los nueve ecoesquemas se dividen entre aquéllos cuyo importe puede ser calculado como incentivo y aquellos cuyo importe debe ser calculado como compensación.

En concreto, las propuestas ministeriales se refieren a la mejora de la sostenibilidad de los pastos, aumento de la capacidad de sumidero de carbono y prevención de incendios mediante el impulso del pastoreo extensivo y el manejo apropiado de los pastos como la siega de prados y márgenes sin segar.

La tercera línea se refiere a las prácticas para la mejora del carbono orgánico, la calidad y la fertilidad del suelo en tierra arable y el fomento de la rotación de cultivos con especies mejorantes, mientras que la cuarta se centra en la agricultura de precisión, en el que se incluye un plan de gestión de nutrientes.

ecoesquemas pepac
Clic sobre la imagen para ampliar

En quinto lugar, el ministerio propone prácticas alternativas a la quema al aire libre de restos de cosecha y poda. Un apartado en el que incluye las cubiertas vegetales inertes por un lado, la valorización energética de biomasa vegetal, en segundo lugar, y en tercer lugar el compostaje.

Como sexto ecoesquema el ministerio propone la práctica en materia de uso sostenible de fitosanitarios, seguida de aquellas que sirvan para la mejora de la conservación del suelo mediante cubiertas vegetales vivas en cultivos leñosos.

Al suelo también se refiere el octavo punto propuesto. Se trata de la ejecución de prácticas para prevenir la erosión del suelo y mejorar su contenido en carbono y materia orgánica, lo que se considera agricultura de conservación-siembra directa.

Finalmente, la propuesta incluye las prácticas para la mejora de la biodiversidad, con dos enfoques, los márgenes multifuncionales e islas de biodiversidad y las zonas de no cosechado y mantenimiento del cultivo.

A la espera de que fructifique la negociación con las comunidades autónomas, ya está en vigor el Real Decreto aprobado por el Gobierno por el que se establecen las disposiciones específicas para la aplicación en 2021 y 2022 de los decretos que rigen la gestión de la PAC, un documento que ha despertado numerosas críticas, entre ellas la de la Junta de Castilla y León, por considerar que los criterios que recoge derivan a una convergencia «brusca» y no suave como ha defendido la administración autonómica, con el fin de los cambios se apliquen de forma sucesiva, sin que se generen situaciones que produzcan desequilibrio entre los agricultores y ganaderos.

El Gobierno incluye la rotación de cultivos y el pastoreo entre los ecoesquemas de la PAC
Comentarios