viernes 17.01.2020
Medio Ambiente

León mantiene el mismo número de ataques de lobos que en 2018 con 160

Ya se han abonado 818.754 euros en indemnizaciones en toda la Comunidad donde los casos caen un 12%

Los ataques de lobos han descendido en Castilla y León un 12,2 por ciento hasta el pasado 30 de septiembre, mientras que el número de cabezas muertas también experimenta un descenso, algo menos, del 9,8 por ciento, en relación con el año anterior.

 

Se trata de datos de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, que destaca el hecho de que en 2019 se observe una tendencia que demuestra una «reducción de los ataques prácticamente en todas las provincias, excepto en Ávila y León», donde los datos son «similares a los comunicados en 2018».

 

En total, hasta el tercer trimestre de este año se habían producido un total de 1.683 ataques de lobos en el conjunto de la Comunidad, con 2.445 cabezas muertas, frente a los 1.916 ataques de 2018 en el mismo periodo y 2.709 reses muertas.

 

Por provincias, destaca Ávila, que mantiene prácticamente las mismas cifras en ambos años, con 990 ataques y 1.158 reses muertas el año pasado y un total de 983 ataques y 1.123 animales muertos hasta el 30 de septiembre de 2019.

 

La siguiente provincia más afectada sigue siendo Segovia, pese a la reducción, ya que ha pasado de 409 ataques en 2018 a 283 en el presente año y de 630 animales muertos el pasado ejercicio a los 410 hasta el pasado 30 de septiembre de 2019.

 

Muy por detrás se sitúan en los tres primeros trimestres de este año León, con 160 ataques y 247 animales muertos; Zamora, con 140 y 416; Palencia con 56 y 62; Burgos con 27 y 56; Salamanca con 24 y 113; Valladolid con 6 y 10, y Soria con 4 ataques y 8 reses muertas.

 

En el conjunto de todo 2018 los ataques de lobo que fueron comunicados fueron 2.604, mientras que el número de cabezas de ganado muertas por la acción de los cánidos fue de 3.733, volviendo a destacar Ávila con 1.382 ataques y 1.587 reses muertas, prácticamente la mitad del total de Castilla y León.

 

Por otra parte, en lo que va de año se han abonado con 818.754,50 euros por un un total de 1.425 ataques de lobos, con 1.373 cabezas de ganado mayor muertas y 710 de ganado menos.

 

Del total de ataques abonados, 38.367 euros corresponden a daños compensados al norte del río Duero y el resto, al sur del Duero, han ascendido a 780.387,50 euros.

 

Respecto a los controles poblacionales al sur del Duero, en 2018 fueron autorizados 5 controles en la provincia de Ávila, siendo abatidos 3 ejemplares, mientras que en Zamora se produjo un control, sin que se abatiera ningún ejemplar.

 

En 2019 se han autorizado siete controles en Ávila, con 5 animales abatidos hasta el momento, frente a los dos controles de Zamora, con un ejemplar muerto, y el control autorizado en Salamanca, sin que hasta la fecha haya sido abatido ningún ejemplar.

 

De esta manera, al sur del Duero se han abatido en lo que va de año un total de 6 ejemplares, a los que se suma la autorización en Ávila de un control poblacional de individuos con signos de hibridación —mezcla—, con el resultado de dos ejemplares abatidos.

León mantiene el mismo número de ataques de lobos que en 2018 con 160