martes. 28.06.2022

Más de 6.800 leoneses optan a ser beneficiarios de las ayudas de la PAC

El número global de solicitudes ha disminuido en torno a un 2,3% en todas las provincias

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural ha recibido 67.708 solicitudes únicas de ayudas de la Política Agrícola Común (PAC) para 2022, de las que 6.869 pertenecen a León, desde que se abrió el plazo de presentación el pasado 1 de febrero hasta el 16 de mayo. Todas ellas se han realizado de forma telemática utilizando el aplicativo desarrollado por la Junta de Castilla y León en un entorno web que también reduce de forma significativa la presentación de documentos en formato papel.

El número global de solicitudes ha disminuido en torno a un 2,3%, si bien esta es una disminución que obedece a ajustes en el régimen de pequeños productores, así como explotaciones de pequeña dimensión cuya superficie pasa a englobar otras de mayor tamaño, lo cual se traduce en un mejor dimensionamieto de las explotaciones de Castilla y León. Esta reducción del número de solicitudes es semejante en todas las provincias, tal y como se puede apreciar en la tabla que se adjunta.

La superficie total declarada d en Castilla y León se mantiene en términos similares a las anteriores campañas, con una cifra ligeramente superior a los 5,2 millones de hectáreas.

Por tipos de solicitudes, el mayor número corresponde al régimen de pago básico y pagos complementarios al mismo como el pago verde, para el que se han presentado 56.224 solicitudes (en 2021 fueron 57.346). Además, se han registrado 3.033 solicitudes para el complemento de la ayuda directa por ser joven y otras 5.528 para el régimen simplificado reservado para régimen de pequeños agricultores, en los que el importe total de las ayudas directas no supera los 1.250 euros anuales (en 2021 fueron 6.223).

Con motivo de la guerra de Ucrania se han flexibilizado distintas condiciones del pago verde, con el objetivo de incrementar el potencial productivo de las superficies agrarias de la Unión Europea. De esta forma, se permite la siembra de aquellas superficies destinadas a las prácticas de barbecho. Esto ha supuesto la puesta en cultivo en Castilla y León de unas 70.000 hectáreas, la mayor parte de girasol, que paliarán la dependencia exterior de este cultivo oleaginoso.

Hasta el 31 de mayo, los agricultores podrán revisar sus solicitudes con el fin de comprobar si se han detectado errores preliminares o en su caso modificar los planes de siembras, siendo muy importante efectuar las revisiones con el fin de reducir las incidencias en los controles administrativos y sobre el terreno que, reglamentariamente, la Administración tendrá que efectuar posteriormente. También en este periodo pueden incorporar nuevos cultivos, solicitudes o trámites que no hubieran efectuado en el periodo normal como pueda ser una comunicación de cesión de derechos.

A este respecto, la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural ha puesto a disposición de las distintas entidades que participan en la presentación de las solicitudes, la relación de agricultores pertenecientes a las mismas y en las que la Administración ha detectado errores como solapes de superficies, referencias SIGPAC incorrectas y otras validaciones que servirán de base para la corrección de esas incidencias preliminares sin que tengan consecuencias, en su caso, en la reducción de las ayudas. En este sentido, estas incidencias representan una cifra inferior al 1% de los recintos declarados.

El objetivo, una vez más, es efectuar los anticipos de hasta el 70% de las ayudas directas y el 85% de las medidas de desarrollo rural.

Más de 6.800 leoneses optan a ser beneficiarios de las ayudas de la PAC
Comentarios