jueves. 09.02.2023

Paradilla de Gordón lleva cinco años sin agua potable por las obras de la variante de Pajares

Cada quince días un camión de la Diputación llena el depósito ya que a pesar de las lluvias los acuíferos se han secado
                      La fuente del agua está totalmente seca. DL
La fuente del agua está totalmente seca. DL

Bien pronto, por la mañana, Paradilla de Gordón recibió ayer la vista del camión cisterna de la Diputación de León que cada 15 días, en los últimos cinco años, llena su depósito para que los pocos vecinos de este pueblo puedan tener agua corriente. Se trata de algo impensable en un pueblo arropado por las montañas de la Reserva de la Biosfera del Alto Bernesga, que siempre ha gozado una preciada riqueza hídrica hasta que comenzaron las obras de la variante de Pajares.

Paradilla de Gordón denuncia que desde el año 2005 el pueblo se quede sin agua al llegar el invierno por las obras, que vacían los acuíferos de la vertiente leonesa.Reclaman al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) que ponga solución urgente a un problema que resulta sangrante tanto para el abastecimiento de los vecinos como de los animales, amén de estar paralizando proyectos empresariales relacionados con el turismo o con actividades agroganaderas porque «¿quién va a hacer algo aquí si no hay agua?», afirma el presidente de la junta vecinal, José González Fernández.

El pedáneo asegura que el problema se arrastra desde el año 2005 con motivo de las obras que están realizando para la Variante de Pajares, por donde circulará el tren entre León y Asturias a través de dos túneles que han costado miles de millones.En primavera, con el deshielo de la nieve los acuíferos se mantienen, pero nada más terminar el verano, al llegar septiembre se quedan sin agua. «Hasta entonces teníamos un depósito de 13.000 litros y con eso era suficiente. Hace unos años nos hizo uno de 50.000 el Ayuntamiento de La Pola de Gordón, pero ¿de qué nos sirve si no le entra agua? Con uno como el que teníamos de 13.000 litros nos arreglaríamos, pero siempre que entre agua», señala.

Al llegar estas fechas es la Diputación con camiones cisterna la que abastece a la localidad. «Cada quince días nos echan en el depósito 20.000 litros, pero eso no es ninguna solución», lamenta.González asegura que se han puesto en contacto en varias ocasiones con Adif, pero sin que les haya dado solución al problema. «Ha habido varios proyectos, pero nada. Ahora nos dicen que tenemos que cederles otra fuente».Se trata de un problema, según el pedáneo, que no afecta solo al pueblo de Paradilla de Gordón, sino también a otras muchas localidades del valle de La Tercia.«Luego se les llena la boca con el apoyo el medio rural», afirma González, quien explica que la zona tiene en estos momentos unas grandes posibilidades de implantación de proyectos turísticos o agroalimentarios, pero «¿quién va a atreverse a poner aquí una casa rural o una pequeña quesería si no hay agua? Es una auténtica sinvergonozería». El motivo, como se ha señalado, es «el no sellado de los túneles de la Variante de Pajares».

Paradilla de Gordón lleva cinco años sin agua potable por las obras de la variante de...
Comentarios