jueves 26/5/22
Milagros Marcos durante su intervención. RAMIRO
Milagros Marcos, durante su intervención. RAMIRO

La portavoz del PP en la Comisión de Agricultura del Congreso, Milagros Marcos, ha abierto la segunda jornada del Congreso de Agroalimentación del Diario de León con una ponencia en la que ha realizado una encendida defensa del sector agroalimentario, desde el productor hasta la industria, con el fin de alcanzar la soberanía alimentaria. Para Marcos, esta es la premisa fundamental que se debe atender, priorizando la producción de alimentos en el camino hacia la sostenibilidad. La también exconsejera de Agricultura de la Junta ha apostado por “un sistema alimentario rentable, competitivo, y avanzando hacia la sostenibilidad con sentido común”, como una garantía de futuro para el medio rural. “Debemos ser autosuficientes, algo que ahora no está ocurriendo”, ha afirmado. 

Marcos, que ha incidido en la pérdida de exportaciones, por ejemplo en el sector cárnico, como consecuencia de la mala imagen que se ha transmitido de la carne española y que ha provocado que en enero las exportaciones se hayan reducido un 25%. “Es algo que no podemos permitirnos cuando la Marca España ya tiene un nombre muy importante gracias al trabajo de los productores”, ha denunciado la diputada popular. 

Marcos también ha destacado la delicada situación del sector, con un aumento disparado de costes que pone en peligro su rentabilidad, un objetivo que debe ser ineludible para que tanto el sector primario como la industria puedan sobrevivir. ”Nadie trabaja por el amor al arte”, ha afirmado Marcos, que ha defendido el modelo de explotación de Castilla y León, en el que “se trabaja  para ganar” y fija población en el territorio. “Hay que establecer los criterios que garanticen la rentabilidad de la empresa agraria frente a todo lo demás”, ha defendido la diputada popular, quien ha abundado en que “ee necesitan más ingresos o menos gastos, no hay más fórmulas para garantizar la sostenibilidad”. También ha criticado que el 23 por ciento de los ingresos de la nueva PAC vienen condicionado al cumplimiento de requerimientos ambientales “imposibles de cumplir”. 

Marcos ha criticado el Perte agroalimentario., que “es agua de borrajas” porque su planteamiento “no tiene ningún sentido” ya que es el sector “al que más exigencias se le están planteando para cumplir las normas ambientales”.

Marcos también ha defendido avanzar en competitividad, “con condiciones de calidad y de precio”, aunque siempre hay que adaptarse al consumidor “que exige productos ajustados a su estilo de vida”.

También ha reclamado una “planificación objetiva” para reducir los gastos, porque “si en España no reducimos los costes de producción dejaremos de ser competitivos”. En este sentido, Marcos ha puesto de ejemplo el caso de Francia, donde “están ayudando de verdad a su sector, que es uno de nuestros competidores”. Ha criticado las políticas nacionales que restan competitividad al sector, como la Ley de Residuos, la política del agua o de caza, donde ha denostado la prohibición de cazar en los parques nacionales o el aumento de la protección del lobo, “cuando está comprobado que donde hay control poblacional mejora la especie”.

Sobre la Ley de la Cadena Alimentaria, la diputada popular ha echado de menos una regulación que fije la evaluación de los costes porque sin ella, la ley es “papel mojado”, ya que tal y como está “es absolutamente imposible que pueda conseguir su objetivo”.

También ha reclamado que se valore el impacto ambiental positivo del sector, que se aplique un sistema incentivador “y no sancionador” y que se incida en la importancia del agua.

En este punto, ha recordado que es la primera vez en la historia que el Consejo del Agua rechaza una planificación hidrológica, como ha ocurrido en la cuenca del Duero, y ha pedido no solo que se cumplan las inversiones no ejecutadas en los planes anteriores, si no que se avance en la regulación hídrica que tiene que ser “una prioridad”. 

“Hay que priorizar la producción de alimentos por encima de la sostenibilidad”