sábado 21/5/22
Ponencia | Felipe Medina. Secretario general de Asedas

“Somos un sector esencial porque hacemos una labor indispensable para el consumidor”

Los supermercados piden energía estable, transporte seguro, garantía de materias primas y menos costes
Felipe Medina
Felipe Medina, secretario general de Asedas, durante su intervención. RAMIRO.

El sector de la distribución quiere ser considerado un “sector esencial” por su labor indispensable de llevar al consumidor a diario los productos básicos y necesarios, que necesita garantías para no parar. El secretario general de Asedas, Felipe Medina, ha reconocido en la tercera jornada del congreso que este 2022 está siendo un año “muy tenso”, con la subida de costes, la guerra de Ucrania, el impacto laboral del covid y la huelga del transporte. Por eso reclaman cuatro condiciones ineludibles para que la labor del comercio grande o pequeño no se vea interrumpida. Un suministro de energía estable y a precios asequibles, un transporte seguro y eficiente, disponibilidad garantizada de materias primas a precios asequibles, y reducir los costes regulatorios y retrasar los plazos para aplicar nuevos costes.

Aseda aglutina al 75% de la superficie comercial de la distribución alimentaria, con más de 20.000 tiendas “a las que cada día acceden 15 millones de personas”, ha señalado Medina, casi todas empresas familiares cuyo negocio fundamental es la alimentación. A su juicio, la cadena “empieza en el consumidor” que es quién “tiene la llave, con gustos muy cambiantes y muy difíciles de precedir”.

La proximidad, el precio y la calidad del producto es lo que condiciona el lugar en el que compra el consumidor, para un sector que genera al año 100.00 millones de euros. “Se trata de un sector muy eficaz y tremendamente competitivo” afirma Medina, que facilita tener “el comercio cerca de casa gracias a la logística”.

El representante de Aseda destaca “el gran capital humano y el talento de los  trabajadores” que están realizando “un gran esfuerzo y un gran trabajo”. “Hacemos el papel de sector palanca para que la producción del campo llegue al consumidor”, con “buenos productos”, y con una mejora de la eficiencia que sitúa a España en el cuarto lugar del ranking europeo.

Medina expone cuatro retos para el sector, que exista un equilibro entre el comercio rural y urbano, adaptarse al reto demográfico, avanzar en sostenibilidad y en digitalización. Además entre sus objetivo está cumplir con una proximidad equilibrada con “un reparto muy equilibrado de formatos”, trabajando “con márgenes muy reducidos”.

También habla de proximidad accesible, para atender el envejecimiento poblacional, la compra saludable, y garantizar el acceso a la alimentación “viva donde viva” el consumidor. En tercer lugar, la proximidad circular, que “incorpora herramientas para que el impacto sobre el medio ambiente sea el menor posible”, y, finalmente, la proximidad digital, para incorporar “la innovación tecnológica en todos los procesos para que el consumidor pueda deisponer de sus productos en cualquier canal y de la forma más cómoda posible”. 

“Somos un sector esencial porque hacemos una labor indispensable para el consumidor”
Comentarios