martes. 06.12.2022
BURÓN

El vertido de cemento en el río Retuerto causa la muerte a más de 400 peces

El incidente se produjo durante los trabajos de reparación de un puente
Obras sobre el río Tuerto para demoler el viejo puente y construir uno nuevo en la carretera N-625. CAMPOS

JOSÉ Mª CAMPOS | BURON

El Ministerio de Fomento se encuentra inmerso en las obra spara el arreglo de uno de los puentes de la N-625, concretamente el situado sobre el río Retuerto que se encuentra entre el cruce de y la ermita de El Pontón.

Al parecer, el vertido accidental de cemento en el río durante estos trabajos ha sido la causa de que al menos cerca de 500 peces hayan fallecido. El incidente se produjo mientras se realizaban los pivotajes para los pilares del nuevo puente cuando, justo cuando se echaba el cemento para el hormigonado de los refuerzos. El conglomerado cayó en el río lo que provocó que se envenenaran unas 400 truchas y peces entre animales alevines y truchas grandes.

Una vez conocidos los hechos, los agentes medioambiente de de la Junta de Castilla y León que trabajan en la zona presentaron la correspondiente denuncia por mortandad de peces. Aunque las competencias de vertidos al río las tiene la Confederación Hidrográfica del Duero la denuncia ha sido presentada por un tema medio ambiental. Tras la denuncia los agentes medioambientales han recogido los restos de los peces así como alevines de renacuajos. Además se tendrá que hacer un estudio para ver si los vertidos de cemento han afectado a la micro fauna o macro invertebrados que son fuente de alimentación de los peces. También se informó a responsables de la CHD que se personaron en la zona de las obras de este puente.

Tras la denuncia se hizo un acta de levantamiento de la mortandad de los peces y se ha procedido a depositar los restos de los animales en un arcón congelador en dependencias de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León.

Para evitar lo que ha sucedido en el proyecto de arreglo o sustitución del viejo puente venían una serie de condicionados como que era necesario disponer de una balsa de decantación cuando se limpiasen los cimientos. Si se estaba haciendo la obra en el ojo derecho era necesario pasar el agua por el izquierdo y al revés para evitar lo que ha sucedido. Según recoge la denuncia «no se llevaron a cabo ninguna de las medidas que contemplaba el proyecto para evitar problemas medioambientales, tal y como ha sucedido».

El promotor de esta obra es el Ministerio de Fomento ya que la carretera N-625 es de su competencia. Este tipo de obras se ejecutan a través de las empresas que tiene el ministerio con los adjudicatarios de las obras de conservación de carreteras de su competencia . Además en esta obra el Ministerio de Fomento abrió una subcontrata con una empresa que se dedica hacer pivotajes que consisten en taladrar el suelo y meter estructuras de hormigón y de hierro. Lo que se pretende hacer en esta infraestructura es dejar de momento el puente viejo y proceder a echar una planchada de hormigón y pivotarlo a los laterales del puente. Una vez que está extendida encima una nueva capa de hormigón se pretende demoler el puente viejo sobre el río Retuerto que quedaría debajo de las nuevas estructura formada por hormigón y acero.

El vertido de cemento en el río Retuerto causa la muerte a más de 400 peces
Comentarios