lunes. 27.06.2022

La villa de Sahagún, declarada BIC en la categoría de conjunto histórico

El Consejo de Gobierno aprobó ayer esta figura jurídica de protección del patrimonio
                      La iglesia de San Tirso es uno de los monumentos más destacados de la villa. JESÚS F. SALVADORES
La iglesia de San Tirso es uno de los monumentos más destacados de la villa. JESÚS F. SALVADORES

El Consejo de Gobierno autonómico aprobó ayer la declaración de la villa de Sahagún, en la provincia de León, Bien de Interés Cultural con categoría de Conjunto histórico

La villa de Sahagún, ubicada en la denominada comarca de la Tierra de Sahagún, tiene su origen en un pequeño santuario dedicado a los Santos Facundo y Primitivo, legionarios romanos que por convertirse al cristianismo sufrieron martirio.

Alfonso III el Magno, que extendería la frontera astur repoblando el territorio hasta el valle del Duero, lo donó en el 872 a monjes que provenían de la ciudad de Córdoba, revitalizando la vida monástica de la zona.

El Monasterio adquirió su verdadera consolidación en el siglo XI con el reinado de Alfonso VI, que introdujo en él a la Orden de Cluny.

El burgo surgido junto al monasterio fue uno de los más destacados durante la Baja Edad Media hispana, originando un importante foco cultural y social durante siglos.

La concesión de los Fueros o Carta-Puebla de Sahagún supuso la introducción en la villa de una serie de leyes, privilegios y exenciones que produjeron el crecimiento de la comunidad.

El auge de los mercados y ferias de San Facundo, la creación de una escuela de juglares así como la construcción de una hospedería, convirtió Sahagún en un importante centro cultural y sobre todo en un punto imprescindible del Camino de Santiago, hecho que ha continuado inalterable hasta nuestros días.

Durante los siglos XI y XII se construyeron algunos de los más destacados monumentos de la villa como las iglesias de San Tirso y San Lorenzo.

En el siglo XIII se produce un incremento de propiedades por parte de la abadía y, posteriormente, fue Matriz de la Orden de San Benito en el siglo XVI.

Los siglos siguientes marcan el inicio de su proceso de decadencia y finalmente, a partir del siglo XVII, con la Desamortización de Mendizábal, se consolida el proceso de decadencia de la villa y del Monasterio.

Ubicada en una situación privilegiada a orillas del río Cea donde confluyen la Tierra de Campos y el Páramo, la formación de la villa estuvo condicionada por dos factores determinantes, en primer lugar la existencia del monasterio y por otro el Camino de Santiago.

El Camino de Santiago Francés cruza longitudinalmente la villa y le otorga su particular morfología urbana y su característica zona triangular.

Su estructura parcelaria se caracteriza por una sucesión de edificaciones entre medianeras que conforman largas manzanas de forma rectangular muy alargada.

La estructura urbana en cuanto a la trama originaria se refiere, mantiene un buen estado de conservación, a pesar de que la edificación se encuentra en algunos casos sustituida.

Sahagún destaca principalmente por ser cuna del románico-mudéjar más interesante de la región, arquitectura mudéjar de ladrillo caracterizada por la utilización de este material como materia prima.

El conjunto presenta una interesante arquitectura tradicional, caracterizada por entramados vistos de madera que conforman la estructura de la edificación. Se trata generalmente de edificaciones de dos alturas cuyas fachadas se ejecutan en ladrillo de tejar.

La villa de Sahagún, declarada BIC en la categoría de conjunto histórico
Comentarios