jueves 9/12/21
Las calles de La Bañeza se llenan de color

Vuelve el carnaval para quedarse

La Bañeza clausuró ayer el Congreso Internacional de Carnaval con un desfile en el que participaron 16 grupos de mascarados y cerca de 250 personas que dieron color y esperanza a una fiesta que es patrimonio inmaterial de todos
                      Los más pequeños representan el futuro de esta celebración. MARCIANO
Los más pequeños representan el futuro de esta celebración. MARCIANO

Las calles de La Bañeza recobraron ayer toda la alegría y el color que solo la fiesta del carnaval puede dar.

Y es que todos los vecinos dejaron a un lado los malos ratos sufridos en los últimos meses por culpa de la pandemia para recibir con los brazos abiertos a una representación de lo más amplia del rico y variado carnaval de toda provincia.

Un total de 16 grupos de mascarados, con 241 personas, provenientes de las provincias de León,

Zamora, del Principado de Asturias y de la vecina región de Trás-os-Montes en Portugal, se reunieron ayer en La Bañeza para participan en el desfile de mascarados con el que se dio por clausurada la primera edición del Congreso Internacional de Carnaval, Mascaradas de Invierno en Europa, celebrado en la localidad desde el pasado jueves, y que el propio alcalde, Javier Carrera, calificó de «rotundo éxito».

Y es que ayer La Bañeza hizo historia al congregar en un mismo lugar a una muestra tan significativa de los mascarados y antruejos de diversos territorios del noroeste ibérico. «No en vano, La Bañeza es una ciudad que vive por y para su carnaval, declarado en 2011 Fiesta de Interés Turístico Nacional», recuerda el alcalde.

«Estamos muy orgullosos de cómo ha transcurrido este congreso, ya que era algo necesario que teníamos que hacer para documentar el rico patrimonio inmaterial que supone el carnaval en la provincia y para conocer un poco más de nuestras raíces», explicó ayer el alcalde bañezano que confirmó que este encuentro nace con una clara vocación continuísta.

DL24P22F3-20-42-54-1Los más pequeños representan el futuro de esta celebración. MARCIANO

El congreso ha sido organizado por el Ayuntamiento de La Bañeza, la Cátedra de Territorios Sostenibles y Desarrollo Local de la UNED de Ponferrada y la Academia Ibérica da Máscara, con el patrocinio de la Junta de Castilla y León, la Diputación de León, la Fundación Conrado Blanco y la Fundación Caja Rural de Zamora. Además, se cuenta con la colaboración de la Diputación de Zamora, de la Câmara Municipal de Bragança, de la Câmara Municipal de Vinhais, de la Comunidade Intermunicipal Terras de Trás-os-Montes, del Instituto Politécnico de Bragança y del Ayuntamiento de Alija del Infantado.

«Ahora tenemos la vista puesta en dar forma al proyecto que culmine este esfuerzo por dar visibilidad a todas las personas que están detrás de los carnavales de la provincia», explicó Carrera, que espera que el próximo año ya pueda estar en marcha el futuro Museo Internacional del Carnaval (Mica) que se ubicará en el edificio de Doña Josefina.

El desfile, que comenzó puntual a las 18 horas en la Avenida Vía de la Plata y que contó con medidas de prevención del covid, lo que obligó a que los asistentes se sentarán a ambos lados de la calzada en sillas para garantizan la distancia interpersonal de seguridad, finalizó a las 19.30 horas, con la quema de un mascarado de cinco metros de altura en la rotonda de la Avenida Vía de la Plata. El mascarado representaba a un jurru del antruejo de Alija del Infantado, lugar los participantes del congreso asistieron ayer por la mañana para presenciar un festival de jurrus.

Vuelve el carnaval para quedarse