martes 7/12/21
Micología

Una botica en los bosques de León

Un laboratorio enterrado en la provincia con especies de setas únicas en España, como las que brotan en el pinar de Lillo, con un millar de ejemplares. Muchas tienen propiedades medicinales. Otras sufren la presión recolectora.
                      6. Marasmius androsaceus.
Lepista nuda

«La singular situación geográfica del valle de Sabero en León con dos grandes biorregiones en contacto como la eurosiberiana y la mediterránea, convierten este espacio en un lugar único para algunas especies de hongos». Sólo en el pinar de Lillo, un espacio protegido al que sólo se accede con autorización de la Junta de Castilla y León, se han catalogado más de mil especies, la mayoría únicas en España, como Lactarius mammosus, Leccinum holopus, Russula robertii, Russula saliceticola, Leccinum schistophilum, Cortinarius bataillei, Cortinarius septentrionalis o

Lactarius utilis El micólogo José María Escapa, técnico en gestión de recursos naturales y educador e intérprete medioambiental, pertenece a un grupo de trabajo liderado por Juan Antonio Sánchez, volcado en la catalogación de las especies que brotan en los campos de la provincia. Los expertos secuencian el ADN de las especies más singulares. Escapa ofrecerá mañana sábado una conferencia en el Museo de Sabero a las 19.00 horas sobre setas medicinales.

«La utilización de los hongos por el hombre para el tratamiento de enfermedades se remonta a los primeros tiempos de la humanidad. La escritora estadounidense Jean Marie Auel, en su famosa saga Los hijos de la tierra, ya explica el uso de setas, semillas, frutos y hojas como alimento y para curar enfermedades hace 25000 año», recuerda.

En los tratados de medicina china de hace 4.500 años ya existen datos sobre el uso de los hongos para curar las heridas infectadas, y en Europa un claro ejemplo del uso de estos hongos con fines medicinales está en el hallazgo en los Alpes de la momia congelada Otzi, cuya antigüedad fue datada en 5.300 años gracias a la prueba del carbono14. «Junto a esa momia apareció un zurrón que contenía varios hongos, entre ellos el ‘yesquero del abedul’ (Piptoporus betulinus), un hongo con grandes propiedades antibióticas y antisépticas. Y con gran efecto sobre las afecciones broncopulmonares».

El hongo que más vidas ayuda a salvar es el que está detrás de la penicilina, el antibiótico descubierto por Alexandre Fleming en 1928, y que se extrae de varias especies de hongos del género Penicillium. «Los hongos representan un gran recurso sin explotar para la elaboración de nuevas clases de fármacos. Las setas han demostrado su eficacia frente a numerosas enfermedades y trastornos metabólicos tan graves como el cáncer o enfermedades degenerativas. Actualmente se utilizan más de 40 hongos diferentes en tratamientos oncológicos»

SetasImagen ampliable

Varias investigaciones analizan nuevos compuestos farmacéuticos en los hongos. «Algunas sustancias se han conseguido sintetizar en los laboratorios, pero la mayoría son tan complejas que se extraen de los propios hongos, introduciendo y cultivándolos en bioreactores, por ejemplo, el Aspergillus terreus se cultiva para la obtención de Lovastatina una molécula reductora de colesterol que se utiliza en varios medicamentos para bajar los niveles de este lípido».

Escapa destaca que hay cerca de un centenar de especies que crecen en los bosques de la provincia y que poseen diversas propiedades probadas y testadas en varios estudios científicos. Otras sufren la presión recolectora, como la seta de San Jorge (Calocybe gambosa) y la Amanita caesarea.

1. Ganoderma lucidum
(Seta pipa, reishi)

Es la seta con más propiedades terapéuticas gracias la gran cantidad de principios bioactivos que tiene en su composición química. Destaca su capacidad de potenciar el sistema inmunológico y ser un gran antioxidante. Se le conoce como hongo de la inmortalidad. Se caracteriza por el color rojizo brillante de su sombrero y vive parasitando raíces de los árboles, especialmente del género Quercus.

2. Hericium erinaceus
(Seta erizo):

Tiene beneficios sobre el sistema digestivo gracias a su capacidad regeneradora de la mucosa intestinal. Sus mayores virtudes están en su acción sobre el sistema nervioso, ya que posee compuestos bioactivos que aportan protección frente a la muerte neuronal y se ha demostrado que es eficaz como tratamiento en caso de Deterioro Cognitivo Leve. Su forma es inconfundible, recordando al cuerpo de un rizo y vive adherido al tronco de diversos árboles. Es una seta bastante rara y forma parte de varias listas rojas de especies a proteger.

3. Flammulina velutipes

Seta comestible de una calidad aceptable. En la actualidad también se cultiva con una doble finalidad, una para la alimentación y otra para su uso en medicina. Y es que tiene un principio bioactivo llamado flamulano que tiene propiedades anticancerígenas, especialmente efectivo en tumores de garganta. Tiene varios compuestos antivirales.

4. Lactarius deliciosus
(Níscalo)

Esta es una de las setas más conocidas y apreciadas gastronómicamente, y desde el punto de vista medicinal presenta un principio bioactivo llamado lactarioviolina, que tiene propiedades antibióticas.

5. Lepista nuda
(seta de pie azul)

Muy apreciada en gastronomía. Tiene gran cantidad de vitaminas del grupo B y propiedades antibióticas.

6. Marasmius androsaceus
(Seta aspirina)

Crece sobre las acículas de los pinos durante la primavera y el otoño. Tiene propiedades analgésicas, y en China hay tradición de tomarla en infusión para el dolor de cabeza y de muelas.

7. Piptoporus betulinus

(Yesquero del abedul): esta seta de consistencia leñosa crece sobre la madera del abedul. Tiene potentes propiedades antibióticas, especialmente contra la tuberculosis y otras afecciones broncopulmonares.

8. Pleurotus ostreatus
(Seta de ostra, seta de chopo)

Crece sobre madera muerta, en especial en la de chopo. Es una de las setas más cultivadas a nivel mundial. Desde cierta actividad antitumoral, hasta ser un reductor efectivo del nivel de colesterol, al tener Lovastatina en su composición. Tiene ocho aminoácidos esenciales y gran parte del complejo vitamínico B.

9. Schizophyllum commune

Crece sobre madera muerta de infinidad de árboles. Posee propiedades antibióticas frente a varias bacterias (Staphylococcus aureus, Escherichia coli, etc. Contiene un glucano llamado Esquizofilano, que actúa contra varios sarcomas y el carcinoma de pulmón. Potencia la actividad orgánica y el sistema inmunitario.

10. Trametes versicolor
(Cola de pavo)

Es una de las setas de uso terapéutico más antiguo en China. Principio bioactivo (presina o PSK) Estimulación leucocitaria. Además, posee propiedades antifúngicas, que se han observado su eficacia especialmente en la candidiasis.

11. Tremella mesentérica

Muy utilizada para afecciones de las vías respiratorias. Además, actúa controlando el equilibrio entre los estrógenos y los andrógenos, lo que resulta muy útil para los casos de acné y la falta de libido. También incrementa el interferón y fortalece el sistema inmunológico.

«Sin duda de trata de una gran fuente de principios bioactivos que debemos aprovechar y seguir invirtiendo dinero y esfuerzos en su estudio y en la búsqueda de nuevos fármacos que nos ayuden a combatir multitud de enfermedades que hoy en día carecen de tratamiento», destaca Escapa.

Una botica en los bosques de León
Comentarios