martes 26/10/21

Se buscan dientes de leche

La provincia de León recoge piezas dentales para estudiar la evolución. La Fábrica de Luz. Museo de la Energía de Ponferrada colabora con el Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana en la mayor muestra del mundo que ya tiene 3.000 piezas.

El Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana de Burgos busca dientes de leche de los niños y niñas de León. El proyecto, en el que participa la Fábrica de Luz. Museo de la Energía de Ponferrada, tiene como objetivo incrementar el número de piezas dentales de la que ya es, con 3.000 muestras, la mayor colección del mundo de dientes de leche. Al frente de este proyecto está la investigadora Marina Martínez, coordinadora de la iniciativa a la que por primera vez se suma la provincia de León para recoger piezas que los menores pueden donar en el museo de Ponferrada hasta mañana domingo. La información que se conserva en los dientes de leche es muy valiosa para los investigadores por ser una fuente de conocimientos para que los antropólogos físicos establezcan y desarrollen métodos rigurosos para obtener datos fiables de cada individuo.

La coordinadora del Grupo de Antropología Dental del Centro Nacional de Investigación de la Evolución Humana de Burgos, (Cenieh), Marina Martínez, destaca que la iniciativa, bautizada como Dientes del Ratón Pérez, puesta en marcha desde el año 2014, es un proyecto de ciencia ciudadana. «La idea surgió de la unidad de ciencia y divulgación y de Antropología Dental y queremos que los niños entre los 2 y los 15 años, edad en la que se pierden los dientes de leche, se involucren en el proyecto». Cada diente se guarda asociado con la información básica de las personas que lo donan y sus padres y abuelos (sexo, fecha y lugar de nacimiento y ascendencia, país de residencia) así como datos importantes de la historia de la vida temprana como la duración del embarazo, lactancia materna, alimentación con biberón y toda la información relevante sobre los donantes de los dientes. «Hay pocas piezas dentales en esta edad para investigar. Por eso, la colección Pérez representa una muestra de gran valor para un amplio abanico de disciplinas como los campos forenses, odontológicos y antropológicos, entre otros», destaca la investigadora. «La información que se obtiene de los dientes, como la dieta, enfermedades bucodentales, morfología, métrica... hace referencia a los niños y niñas de nuestra especie (Homo sapiens) y no de otras (Homo neanderthalensis, Homo antecessor…). Por tanto, en el ámbito de la evolución humana, nuestro campo, toda la información obtenida de esta colección puede ser comparada con la obtenida de otras especies, y con ello inferir semejanzas o diferencias entre ellas» .

Ciencia ciudadana
La iniciativa Dientes del Ratón Pérez es un proyecto de ciencia ciudadana

La directora de la Fábrica de Luz. Museo de la Energía de Ponferrada, Yasodhara López, no dudó en involucrar al centro berciano en esta iniciativa, el primer proyecto de este tipo que se desarrolla en la provincia de León. «Participamos con los actos organizados a través de la Noche Europea de los Investigadores, que se hace de forma conjunta entre varias instituciones. El proyecto de los dientes nos pareció muy chulo y no había nadie en la provincia de León involucrada en esta línea. Nosotros tenemos mucha actividad infantil, por eso nos pereció interesante».

La muestra, que se presentó a la comunidad científica en agosto con un paper que el Grupo de Antropología Dental del Cenieh publicó en 2017 con la colección del Ratón Pérez como comparativa, quiere crecer para ampliar la información. «Lo que más tenemos son incisivos, pero pocas muestras de segundos premolares. Un 46% de los dientes donados son de niños y el 43% de niñas. Otro 10% no sabemos exactamente porque no están bien documentados», destaca Marina Martínez.

Precisamente ese es el valor científico de la muestra. Todas las piezas se recogen con un protocolo de actuación y conservación, para lo que se ha formado previamente a todo el personal de la Fábrica de Luz. Museo de la Energía. Etiquetados, con toda la información y en cajas individuales. Así se conservarán en el centro de investigación de Burgos y estarán a disposición de toda la comunidad científica.

El proyecto crece fuera de España. Los próximos dientes de leche que aumenten la muestra procederán de niños y niñas de Argentina y de Australia.

La investigación de las piezas dentales de leche está muy demandada por la comunidad científica debido a la escasez de muestras existentes. La baja tasa de mortalidad infantil reduce las posibilidades de estudio y las muestras carecen de piezas de lactantes y niños pequeños del siglo XXI.

Marina Martínez, coordinadora del proyecto en Burgos. DL

Se buscan dientes de leche
Comentarios