miércoles. 29.06.2022

El carnaval no se confina en Marsella

Indignación en Francia por una concentración festiva no autorizada de 6.500 personas en plena pandemia
covid1
Test de covid en París. MOHAMMED BADRA

"La actitud egoísta de algunos irresponsables es inaceptable. Deberán pagar por sus actos ante la Justicia", advirtió Payan. "Nada justifica que se destruyan los esfuerzos colectivos para erradicar el virus", añadió. "Ni declaración en la prefectura ni mascarillas ni distancia física. Irresponsabilidad total de los participantes del carnaval de La Plaine en Marsella en plena crisis sanitaria", opinó también Frédérique Camilleri, prefecta de la Policía de Bocas del Ródano, el tercero departamento más poblado de Francia y cuya ciudad más importante es Marsella.

La convocatoria se había publicado en internet y las redes sociales. No era ningún secreto. "El carnaval ha llegado", proclamaba la web Marseille Infos Autonomes cuando anunció la hora y lugar del evento. En 2020 la fiesta fue cancelada por la epidemia, pero el domingo miles de jóvenes disfrazados, la mayoría de ellos sin mascarilla, desfilaron, bailaron y se divirtieron por las calles del centro de Marsella sin respetar las normas vigentes para frenar los contagios. Pero al final la fiesta degeneró. La Policía dispersó a los manifestantes y lanzó gases lacrimógenos. Nueve personas fueron detenidas por "tirar proyectiles, violencia contra las fuerzas del orden y por destruir el mobiliario urbano", anunció la Policía.

Sin camas UCI Michèle Rubirola, 'número dos' del Ayuntamiento de Marsella, invitó a todos aquellos que participaron el domingo en el carnaval a que vayan a hacerse la prueba de la covid. "No hay suficientes camas en las UCI ni vacunas", recordó el edil, quien instó a los marselleses a seguir respetando los gestos barrera. Francia se encuentra en plena tercera ola de coronavirus, que este mismo lunes también afectó a las ministras de Cultura, Roselyne Bachelot, y de Transportes, Elisabeth Borne, al haber dado ambas positivo en sendos test. Por ahora se descartan otros contagios en el Gobierno, ya que las reuniones del gabinete se hacen por videoconferencia.

Este fin de semana, el Ejecutivo se vio obligado a confinar París y otros quince departamentos ante el deterioro de la situación sanitaria por el avance de la cepa británica y para evitar un colapso de los hospitales. Es un cierre más ligero que los dos anteriores. En todo el territorio nacional sigue vigente el toque de queda entre las siete de la tarde y las seis de la mañana. Francia presenta una tasa de incidencia de 315 positivos en coronavirus por cada 100.000 habitantes. Desde que comenzó la pandemia hace un año personas han muerto 92.305 personas.

El carnaval no se confina en Marsella
Comentarios