miércoles 28/10/20
El panorama nacional

España supera ya los 700.000 infectados con una situación "preocupante y seria"

Los contagios siguen estables pero la mortalidad continúa en niveles de récord con 500 fallecidos en la última semana

España volvió este jueves a superar otra terrible barrera psicológica que hace solo unos meses hubiera parecido cosa de ciencia ficción. El país sobrepasó este jueves los 700.000 infectados oficiales por coronavirus, exactamente son ya 702.209 las personas que en España se han contagiado por la covid. O lo que es lo mismo, el 1,4% de la población del país ya ha contraído la enfermedad, si bien el número real de infectados, según las estimaciones de los estudios serológicos de Sanidad, debería rondar los 2,3 millones de personas (alrededor del 5% de la población de todo el estado).

España ha llegado a estas cifras tan elevadas de contagios de este jueves, sobre todo, por el altísimo número de infectados durante el último mes y medio. Y es que en solo 40 días, desde mediados de agosto, el país ha doblado con creces su número de casos totales, pasando de los 342.813 positivos del 14 de agosto a los más de 700.000 infectados de ayer.

La fortísima escalada infectiva, sin embargo, y a la vista de las últimas estadísticas del departamento que dirige Salvador Illa, parece haberse ralentizado. Sanidad sumó este jueves a sus balances 10.653 nuevos casos, 636 infectados menos que la jornada anterior. Un día más y, con excepciones, ya van casi dos semanas en el que el número de nuevos positivos se movió en el entorno de los 10.000, sin acercarse al pico de casi 15.000 infectados del viernes de la pasada semana.

Todos los indicadores que sirven para conocer la tendencia de la epidemia fueron este jueves especialmente esperanzadores, dejando claro que, al menos a nivel nacional y salvando las fuertes diferencias territoriales, España está llegando al pico de esta segunda ola infectiva, si bien esa cima, a diferencia de la primera onda, se parece más una cierta meseta descendente. Y es que todos los parámetros sobre la transmisión cayeron este jueves, pero lo hicieron de forma muy lenta. La temida 'incidencia acumulada' (el número de casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días) se redujo levemente por segunda jornada consecutiva hasta los 283 positivos.

Lo mismo ocurrió con otros índices esenciales como el número de casos con fecha de inicio de síntomas en los últimos 7 días (que se redujo de a 7.527 cuando a principios de semana superó los 9.300 positivos) o con los contagios totales censados en las últimas dos semanas que disminuyeron en más de 2.000 personas desde el martes.

Sin Andalucía Además, los casos diagnosticados en las últimas 24 horas se situaron en 3.471, por debajo de los números de las dos últimas semanas, si bien Andalucía, que en los últimos días estaba entre las comunidades más azotadas, no puedo notificar sus balances por problemas técnicos. Una vez más, Madrid, con 1.097 positivos, encabezó la lista de diagnósticos en las últimas horas, seguida de Euskadi con 481 casos y Navarra con 337. En el otro extremo se situaron otras tres comunidades con menos de un centenar de infectados en la última jornada: Galicia con 21, Baleares con 58 y Cantabria con 66.

"Hay una realidad de la que todo el mundo debe ser consciente y es que esta segunda ola se diferencia en cómo se ha ido moviendo por el territorio de forma diferente. Ha habido comunidades con unos indicadores muy favorables, mientras que comunidades vecinas han atravesado por situaciones muy complejas y en pocas semanas hemos visto que la evolución de la infección ha sido la contraria", explicó Silvia Calzón, la secretaria de Estado de Sanidad, quien insistió en el hecho de que España sufra esta segunda andanada del virus no es un fracaso de Sanidad ni del Gobierno. "En ningún momento por parte de ningún portavoz de este ministerio se dio a entender que el virus había desaparecido. Tampoco lo hicieron los responsables de las comunidades autónomas. Lo que se explicó cuando acabaron las distintas fases de desescalada, es que venía una nueva época, llamada nueva normalidad, en la que nos quedaban muchos meses de convivir con el virus y muchos meses de control de la transmisión y en este escenario nos seguimos colocando", apostilló.

832 brotes Y así las cosas -aunque los contagios parecerían estabilizarse en los últimos días a pesar de haberse notificado en la última semana 832 brotes nuevos con alrededor de 5.600 casos-, la mortalidad continúa en niveles de récord. Sanidad informó con 500 fallecidos con fecha de defunción en la última semana, la segunda cifra más alta de la serie histórica después de los 517 notificados el miércoles.

El Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) elevó ayer a su controvertido balance de víctimas mortales de la pandemia a 31.118 tras sumar a esa estadística 84 nuevos fallecidos.

España supera ya los 700.000 infectados con una situación "preocupante y seria"
Comentarios